Académica participará en red que creará un nuevo marco legislativo mundial para el medio ambiente (Noticias U. de Chile)

389

Expertos de todo el mundo fueron convocados por Laurent Fabius, presidente del Tribunal Constitucional francés y ex Ministro de Relaciones Exteriores de dicho país, que lideró las negociaciones del acuerdo climático de París en 2015. Una de ellas es Pilar Moraga, investigadora del (CR)2 y del Centro de Derecho Ambiental de la U. de Chile, por su destacada trayectoria.

En el marco del 25 aniversario de la Declaración de Río sobre el medio ambiente y el desarrollo y a más de un año del Acuerdo climático de París, el Tribunal Constitucional Francés propuso adoptar un “Pacto global por el medio ambiente”, convención internacional que funcionaría como referente para la gobernanza del medio ambiente y dar soporte legal a los acuerdos ambientales.

Pilar Moraga, investigadora del (CR)2 y del Centro de Derecho Ambiental de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, es una de los 150 personas de todo el mundo convocados para trabajar en dicha iniciativa por parte de Laurent Fabius, presidente del Tribunal Constitucional francés y ex ministro de Relaciones Exteriores de Francia.

Respecto a los desafíos comunes de cada país en el contexto internacional, la abogada planteó que “se requiere elevar el cambio climático a la más alta jerarquía del Estado, dar permanencia a las políticas públicas en este ámbito y fortalecer la participación y rol de los distintos niveles de gobierno y actores involucrados”.

Un pacto vinculante

Hoy existen más de 500 convenios internacionales relacionados con el medio ambiente. Sin embargo, su lógica es la de acompañar en el cumplimiento de las obligaciones de los Estados. Además, carecen de mecanismos coercitivos, lo que constituye una debilidad al momento de exigir su ejecución ante los tribunales. Este nuevo pacto mundial sería un acuerdo con efecto jurídico que respaldaría legalmente las herramientas políticas y económicas propuestas por los objetivos de desarrollo sostenible adoptados por Naciones Unidas y el acuerdo climático de París.

Con ello, se busca dar sustento a los acuerdos consensuados que se ven amenazados por decisiones de los gobiernos nacionales, como el decreto del presidente Donald Trump que revoca las medidas de mitigación al cambio climático en Estados Unidos para así dar impulso a la industria del carbón.

“Si bien la única manera de avanzar en el derecho internacional del medio ambiente es con el consentimiento de los Estados, parece necesario generar mecanismos jurídicos que permitan mayor estabilidad a las decisiones adoptadas, evitando entregar su destino a los gobiernos de turno. En este sentido el reconocimiento de los derechos humanos en este ámbito es una cuestión crucial”, reflexionó Moraga.

Por ello, la intención es que el acuerdo incluya un mecanismo de seguimiento en el que cada Estado informe sobre los avances de su aplicación a través de evaluaciones ambientales llevadas a cabo los países.

A fines de abril se espera tener los lineamientos del “Pacto global por el medio ambiente”, luego de un proceso de consulta con los expertos que finalizará en una reunión en la Universidad La Sorbonne en París el 23 y 24 de junio.

Con ello se busca obtener en el mes de julio un texto que incluya de 15 a 20 principios que codifiquen, consoliden y aclaren los principios actualmente vigentes, el cual será presentado por una coalición de Estados ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Leer en Noticias U. de Chile.

Compartir