Investigadores (CR)2 organizaron conferencia internacional sobre ríos atmosféricos

167

Las jornadas reunieron a investigadores nacionales e internaciones, quienes abordaron diversas aristas sobre el desarrollo del conocimiento científico en base a este fenómeno meteorológico.

Por Michelle Ferrer Solar

Con 120 trabajos expuestos, una participación cercana a los 500 asistentes y de forma completamente online, se llevó a cabo la Tercera Conferencia Internacional sobre Ríos Atmosféricos 2020, instancia científica que durante cinco días concitó a académicos e investigadores de diversas partes del mundo para dar cuenta de los avances científicos en este tema.

La organización del evento contó con la colaboración de académicos de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile y del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2. Además, apoyaron en la organización investigadores provenientes de Argentina, Estados Unidos, Portugal, Noruega, España y Rusia.

Liderado por René Garreaud, subdirector del (CR)2 y académico del Departamento de Geofísica FCFM U. de Chile, también contribuyeron en el desarrollo de la conferencia James McPhee, vicedecano de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas U. de Chile, Roberto Rondanelli, investigador (CR)2 y académico DGF FCFM U. de Chile, y Raúl Valenzuela, investigador (CR)2 y académico de la Universidad de O´Higgins.

Los ríos atmosféricos, también conocidos como plumas tropicales o con nombres en inglés como meteorological fire hoses o pineapple express, son eventos meteorológicos que siempre han existido pero que se han venido estudiando desde hace tres décadas, pues solo los datos satelitales han permitido su detección y cuantificación.

“Son un fenómeno global, que tiene una alta frecuencia, en especial sobre los océanos y para nuestro caso, dado que Chile se ubica al lado del vasto océano Pacífico, llegan afectando la zona centro-sur. De hecho, es la zona del planeta donde más ríos atmosféricos «aterrizan» en la costa”, explica René Garreaud.

Estas corrientes de vapor provenientes de las zonas tropicales, que pueden transportar grandes cantidades de agua a través del mundo, fueron las responsables de algunas de las lluvias que hubo durante el invierno en la zona centro sur. Si bien significaron buenas noticias después de la extrema sequía que dejó el 2019, también puede llegar a producir desastres como inundaciones o riesgo de aluviones cuando la lluvia se produce en zonas de mayor altura.

“Durante estos cinco días de intenso trabajo, hemos tenido sesiones dedicadas a su dinámica, es decir, qué sabemos sobre cómo se forman estos ríos atmosféricos, sus impactos en la población, incluso los económicos, avances en tema de pronóstico de estos fenómenos y temas emergentes relacionados a los ríos atmosféricos”, concluyó René Garreaud.

Para conocer más sobre las investigaciones, ver los videos de las presentaciones y acceder al libro de resúmenes, puedes visitar el sitio web https://iarc-symposium.com/