Académicos UACh aportan información clave para la creación de Santuario de la Naturaleza Cuenca del Lago Tinquilco (Noticias Facforen UACh)

325

Estos antecedentes fueron incorporados a la postulación a Santuario, hoy clasificado como urgente y prioritario dentro del Programa Nacional de Protección de Humedales.

Por Loreto Rojas

Impulsados por su compromiso con la conservación y protección del medio ambiente,  científicos de la Universidad Austral de Chile (UACh) realizaron  estudios que fueron incorporados a la postulación del Santuario Cuenca del Lago Tinquilco de 300 hectáreas. Esta iniciativa de la organización comunitaria Comité de Protección y Desarrollo Sustentable Tinquilco (Comité Tinquilco) fue presentada ante el Ministerio de Medio Ambiente (MMA). Este Santuario de gran relevancia es colindante al Parque Nacional Huerquehue y sería el primero de la Región de la Araucanía.

Los estudios realizados por investigadoresde la UACh incluyeron el Lago Tinquilco y los bosques nativos de su cuenca, los cuales protegen este cuerpo de agua y otorgan una gran  belleza escénica, que es única y que atrae a más de 50 mil visitantes al año. Es uno de los principales destinos turísticos en la comuna de Pucón, por lo que está expuesto a fuertes amenazas y, para los investigadores, es necesario aumentar su protección para garantizar su conservación y para que siga otorgando beneficios a la sociedad.

Como antecedente, según el Art. 31 de la Ley N° 17.288, del año 1970, los santuarios de la Naturaleza son “todos aquellos sitios terrestres o marinos que ofrezcan posibilidades especiales para estudios e investigaciones geológicas, paleontológicas, zoológicas, botánicas o de ecología, o que posean formaciones naturales, cuya conservación sea de interés para la ciencia o para el Estado”.

Sitio de alto valor

Para la elaboración de la propuesta, uno de los aspectos que fueron estudiados es la calidad del agua, labor que realizaron los académicos Dr. Stefan Woelfl y el Dr. Jorge Nimptsch, ambos de la Facultad de Ciencias de la UACh. Según las conclusiones de este estudio, que calificó las aguas del lago Tinquilco como oligotróficas y de gran pristinidad, “es necesario proteger el lago ya que por sus características naturales corresponde a un ambiente lacustre de alto valor, siendo al mismo tiempo vulnerable frente a cualquier alteración de su cuenca”.

El Prof. de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la misma casa de estudios, Dr. Antonio Lara, aportó con estudios técnicos sobre los bosques nativos adultos que se desarrollan en la ladera oeste del Lago. “Son bosques que por su composición y estructura son únicos en la Región de la Araucanía. Están dominados por coigüe, tineo, tepa, y mañío de hojas cortas, y el árbol más antiguo fechado con técnicas dendrocronológicas es un tineo de 347 años. Estos bosques son el hábitat de 40 especies de aves y varias especies de mamíferos en categorías de conservación, como el puma, el pudú y la güiña, así como de anfibios, incluyendo la ranita de Darwin”, explicó. “Además cumplen un relevante rol a través de los servicios ecosistémicos que proveen, al controlar la erosión y mantener la fertilidad del suelo, proteger los cauces y evitar el flujo de sedimentos y nutrientes y al lago, resguardando la calidad de sus aguas. Esto es clave, ya que el lago abastece al Comité de Agua Potable Rural de Paillaco”, afirmó el prof. Lara.

El Dr. Alvaro Gutiérrez, quien fuera investigador PostDoctoral del Instituto de Conservación Biodiversidad y Territorio de la UACh, realizó una investigación de los bosques antiguos en la Cuenca del Lago Tinquilco, cuyo informe demostró el alto número de árboles clasificados como monumentales creciendo en el santuario propuesto. Este informe reportó 100 árboles, incluyendo  varios coigües de 2 a 2,4 metros de diámetro y  43 m y hasta 53 m de altura.

Otra dimensión del aporte del Dr. Lara fue en el establecimiento de los límites y zonificación del santuario. “Hicimos el ejercicio de delimitar el santuario considerando dos opciones: un diseño óptimo que incluyera toda la cuenca del Lago Tinquilco y otra enfocada en la factibilidad de lograr su pronta creación. Optamos por la segunda que considera el lago Tinquilco como bien nacional de uso público y a los 40 propietarios que adhirieron a que sus predios fueran parte del Santuario, totalizando 300 hectáreas”, señaló.

Sin embargo, todos estos beneficios nombrados se ven hoy amenazados por diferentes causas. Algunas de ellas son los incendios forestales, la construcción de caminos y los loteos en sectores cubiertos de bosque nativo. Estas amenazas afectan además a la fauna que vive en él, la calidad de agua del lago, las oportunidades de recreación, belleza escénica, así como a las personas, sus casas y otra infraestructura. Un ejemplo de las amenazas  es el caso de la reciente construcción que un particular realizó a través del bosque nativo en un terreno de gran pendiente e inestable, produciendo una fuerte erosión, la cual acarreó sedimentos a través de los arroyos, formando manchas de contaminación en el sector sur oeste del lago.

Tramitación de la propuesta

Debido a su calidad técnica, esta propuesta presentada en enero de 2018, tuvo una rápida tramitación y fue aprobada por el Ministerio de Medio Ambiente en marzo y por el Consejo de Monumentos Nacionales en julio, estando a la espera de su aprobación por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad. No obstante, el proceso de creación ha sido dilatado debido a la oposición de un grupo minoritario de vecinos del sector, apoyados por el Alcalde de Pucón, cuyas propiedades no están incluidas en el Santuario.

El Dr. Antonio Lara se mantiene optimista respecto de su materialización. “Es satisfactorio ver cómo una iniciativa de conservación de una organización comunitaria legitimada localmente y basada en información científica, pasa a ser parte del Programa Nacional de Protección de Humedales, impulsado por el MMA y el gobierno en la categoría de urgente. Es una demostración del valor de conectar la ciencia con la toma de decisiones, involucrando a organizaciones comunitarias y del Estado para lograr la gobernanza requerida para la conservación y desarrollo sustentable de un territorio de gran valor y beneficio para la sociedad que hoy se encuentra amenazado”.

Leer en Noticias Facforen UACh.