Advierten que el cambio climático impactará a la industria del salmón en Chile (Diario Concepción)

19

El estudio del cual participó la Universidad de Concepción, determinó que las comunas que se verán más afectadas son Cochamó, Puerto Cisnes y Quellón.

Por Felipe Placencia

Importantes resultados arrojó un trabajo realizado por el equipo del Centro de Investigación Interdisciplinario para la Acuicultura Sustentable, Incar, que da cuenta del impacto del cambio climático en Chile.

El estudio “Salmon farming vulnerability to climate change in southern Chile: understanding the biophysical, socioeconomic and governance links”, concluyó que los efectos serán mayores en la X Región y norte de la XI.

“Especialmente por la reducción de precipitaciones e incremento de la temperatura”, explicó la investigadora del Programa Integrativo del Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola, Incar, la doctora Doris Soto (UdeC).

Comunas

Las pesquisas se realizaron en ocho comunas donde se producen salmones: Cochamó, Puerto Montt, Hualaihué, Chaitén, Castro, Quellón, Puerto Cisnes, Aysén y Puerto Natales.

Fue así como Cochamó, Puerto Cisnes y Quellón quedaron indicadas como las comunas con mayor vulnerabilidad.

Y en contraste, las con menores riesgos son Puerto Natales y Puerto Montt.

“Es fructífero discutir dónde surgen estas diferencias. El nivel de exposición en Puerto Montt, una de las comunas con la menor vulnerabilidad, es el mismo que en Quellón y Cochamó, dos comunas con los valores más altos de vulnerabilidad. Por lo tanto, la alta exposición per se no condiciona la situación de vulnerabilidad de la comuna. En este caso, los otros factores (sensibilidad y capacidad de adaptación) que contribuyen a la vulnerabilidad explican la diferencia en el valor obtenido”, resaltó la doctora Soto.

Políticas públicas

Los investigadores del Centro INCAR y el Centro del Clima y la Resiliencia (CR2) que son parte de este importante documento han destacado como clave para reducir la vulnerabilidad la existencia de sistemas de monitoreo y alerta temprana transparentes y accesibles.

También, la zonificación y gestión de la acuicultura basada en el riesgo, considerando la propagación de enfermedades y parásitos.

“El trabajo interdisciplinario generó el Primer Policy Brief del Centro INCAR, como una forma de contribuir al desarrollo de políticas públicas para el desarrollo de una acuicultura sustentable”, resaltaron.

Esto porque “en general no es posible, en el corto plazo, revertir las tendencias climáticas e impedir la ocurrencia de eventos extremos y tendencias desfavorables, pero si podemos prevenir y prepararnos mejor para responder y mitigar”, aseveraron.

Leer en Diario Concepción.