«Alianza solar y precio al carbono» por Laura Gallardo

615

Señor director:

A pocos días de finalizar la Conferencia de París, quisiera comentar dos eventos destacados en los que participó Chile. El primero fue el lanzamiento de la Alianza Solar Internacional, coalición liderada por India que apunta a establecer vínculos de transferencia tecnológica y financiera para potenciar el uso de energía solar en países en desarollo.

Chile participa como firmante 22 entre más de 120 naciones. Y cómo no hacerlo si nuestro país cuenta con el máximo global de insolación solar en Atacama. De hecho, es una potencia solar cuya concreción está siendo fomentada por el Centro de Energía Solar (SERC).

El segundo evento fue el anuncio de la tarificación carbónica por parte de los gobiernos de Alemania, Canadá, Chile, Etiopía, Francia y México. Esto es, en jerga económica, la “internalización del costo de las externalidades negativas” de contaminar usando combustibles fósiles, y de hacerlo ineficientemente, que ya está siendo adoptada por la Unión Europea, en regiones de Canadá e incipientemente en Chile a través del tímido pero pionero impuesto verde al dióxido de carbono (CO2) y a los óxidos de nitrógeno (NOx).

Ambas iniciativas son esenciales para el mundo y en Chile para llevar a cabo las promesas hechas en el contexto de las Contribuciones Nacionales Tentativas (INDC) y por su necesario seguimiento y revisión.

Más allá de los discursos, estas acciones llevan a reducciones efectivas del uso de combustible fósil, a la mejora de la calidad del aire y a un planeta que siga siendo vivible.

Laura Gallardo
Directora del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2

Leer en La Tercera