Analizaron los desafíos de la carbono neutralidad en seminario EESur 2020 (Diario Austral)

    157

    Durante el evento desarrollado ayer de manera online, cuatro expertos hablaron sobre las acciones que se deben realizar para frenar el cambio climático a pesar de la pandemia.

    Por Claudia Muñoz David

    Lograr los compromisos ambientales relacionados con el cambio climático a pesar del contexto de pandemia en el que se encuentra el mundo, fue el tema que ayer analizaron cuatro referentes empresariales y medioambientales durante el segundo seminario online del Encuentro Empresarias del Sur (EESur), organizado por Codeproval.

    El evento, titulado «Una mirada hacia la carbono neutralidad», comenzó a las 11 de la mañana y tuvo como uno de sus invitados al presidente ejecutivo de Generadoras de Chile, Claudio Seebach, quien expresó que «el gran desafío es salir de esta crisis a través de una reactivación sostenible, que logre vincular la creación urgente de empleo e inversión con la estrategia ambiental y climática hacia la carbono neutralidad, resiliencia al clima, la descontaminación urbana y la reducción de la pobreza energética».

    El expositor además indicó que la «reflexión internacional y nacional muestra cómo este nuevo escenario debería motivarnos a mirar qué podríamos mejorar y qué decisiones debemos tomar durante la pandemia, para no hipotecar la senda de desarrollo sostenible por la que veníamos avanzando. En este nuevo contexto, se hace aún más evidente que una mayor inversión en el sector y la electrificación de los otros sectores energéticos, como el transporte o la vivienda, son una gran oportunidad en materia económica, en la reactivación del empleo y en la respuesta a la urgencia climática».

    Además de Seebach, participaron como expositores la directora del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 y asesora científica de la COP25, Maisa Rojas; el gerente de Medio Ambiente y Comunidades de Arauco, Juan Anzieta; y la directora ejecutiva de Líderes Empresariales contra el Cambio Climático CLG, Marina Hermosilla.

    La Meta

    La directora del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2, Maisa Rojas, recordó que dentro de la COP 21 se logró firmar el Acuerdo de París, cuyo objetivo es mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de los 2°C con respecto a los niveles preindustriales y proseguir con los esfuerzos para limitar ese aumento de temperaturas a 1,5°C. «Es un resultado histórico y le da una señal clara al sector privado sobre hacia dónde va a ir el desarrollo del mundo completo durante el siglo XXI», expresó. Y ese esfuerzo debe hacerse en el contexto del desarrollo sostenible y los esfuerzos por erradicar la pobreza.

    La experta destacó que existen tres mensajes cruciales, los que provienen del informe especial del IPCC sobre los impactos del calentamiento global. «Medio grado cuenta, es decir, un mundo que se calienta 2°C versus uno que se calienta 1,5°C es muy distinto. Los impactos que nos ahorramos son significativos. A ello se suma que esto es posible de realizar, pero para eso hay una urgencia, ya que cada año importa. Además, cada decisión cuenta, esto no lo van a realizar los gobiernos por sí solos, se tendrá que hacer con las regiones, los municipios, el sector privado, la academia y la sociedad civil», relató. Para lograr la meta, las emisiones deben caer a la mitad de aquí a 2030 y deben ser cero al año 2050.

    «Esto va a requerir de cambios sin precedentes -de tecnologías, en el comportamiento- y se van a tener que reducir emisiones en todos los sectores», dijo. Y con respecto a la pandemia, agregó: «Si se compara lo que ha ocurrido con las emisiones luego de las crisis exonómicas que se han registrado en las últimas décadas, se puede ver que las emisiones bajan. Pero después de cada una han tenido un rebrote, han aumentado. Sin embargo, esta vez estamos en una situación muy particular, porque tenemos que bajarlas a cero en 30 años. Por lo tanto, no nos podemos permitir que exista un rebrote después de esta crisis».

    Trabajo privado

    El gerente de Medio Ambiente y Comunidades de Arauco, Juan Anzieta, explicó que «cuando hablamos de la reactivación sostenible estamos apuntando a una economía más baja en carbono, que nos saque de la trayectoria que llevamos hasta ahora. Para lograrlo, necesitamos un empujón, algo que nos haga salir de la inercia. Un incentivo que nos ayude intencionadamente a impulsar la economía. Sin embargo, no da lo mismo la dirección que tomemos, necesitamos que ese empujón tenga mayor nivel de claridad sobre las consecuencias que vamos a enfrentar dependiendo de las acciones que tomemos». El gerente destacó que las decisiones no deben seguir tomándose solo en base al PIB. «Necesitamos que existan empresas que inviertan en el largo plazo, que no solo tengan indicadores económicos, sino que tengan indicadores que muestren impactos socioambientales y transparencia en cómo se miden y gestionan los riesgos. Sabemos que el PIB es un indicador imperfecto en cuanto al bienestar de los seres humanos y las sociedades. Necesitamos un Estado que tenga una buena política pública y empresas con ambición de generar indicadores que apunten en la dirección correcta», dijo. También explicó, por ejemplo, que Arauco este año se está certificando como empresa carbono neutral. Además se adscribió a los Science Based Targets, que entregan una ruta basada en ciencia para bajar emisiones.

    Desde los negocios

    La directora ejecutiva de Líderes Empresariales contra el Cambio Climático CLG, Marina Hermosilla, realizó una presentación desde la mirada de los negocios. Indicó que «además del objetivo de limitar la temperatura, hay otro aspecto del Acuerdo de París que me parece tremendamente importante. Es hacer que los flujos financieros sean consistentes con este desarrollo bajo en carbono. Eso significa que el sector público y el sector privado tienen que alinear todas las inversiones. Para eso, los países están instalado los aparatos organizacionales, institucionales y legislativos que permitan que esto suceda». Por ejemplo, incorporando los acuerdos de París en los tratados de libre comercio, los impuestos al carbono o medidas como dejar de invertir en aquellas empresas relacionadas con grandes emisiones de CO2.

    Leer en Diario Austral.