Así funciona el radar que alerta de tornados 15 minutos antes de que se formen (Las Últimas Noticias)

    788

    Ignacio Molina

    Los investigadores de las Ciencias Atmosféricas coinciden: en Chile falta tecnología para hacer pronósticos de corto alcance de fenómenos climatológicos, como las tormentas con tornado, que se registraron esta semana en la Región del Biobío. Una red de radares meteorológicos, afirman estos científicos, permitirá anticipar este tipo de eventos y definir un protocolo para enfrentarlos. El Presidente Sebastián Piñera, en su visita a la zona afectada, anunció que una red de esos aparatos pronto sería desplegada.

    Roberto Rondanelli, investigador del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia, afirma que todas las mediciones remotas que actualmente tenemos de precipitación dependen de los satélites geoestacionarios. Y que estos no son capaces de acceder y fisgonear el contenido de las nubes.

    «Pero estos radares meteorológicos, al trabajar en otra frecuencia (microonda y no infrarroja), son capaces de penetrar las nubes e identificar si contienen ciertos elementos que se están moviendo a cierta velocidad. Entonces uno puede extrapolar esos movimientos a lo que va a pasar después», dice.

    ¿Cómo funciona? Rondanelli explica que el radar envía una transmisión de microondas mediante una antena parabólica que gira sobre su eje. Las ondas golpean las nubes de las tormentas y al regresar, como si fueran un eco, generan información sobre el fenómeno meteorológico. Con esa información, un computador (receptor de información) procesa los datos y se generan imágenes tridimensionales que retratan la intensidad, la velocidad del viento y la trayectoria de las nubes de la tormenta. ¿Dónde hay que ubicar los radares? «La idea es que el radar tenga la máxima visibilidad posible. El radar deja de funcionar cuando hay topografía: si la señal choca con un cerro, hasta ahí llega la cosa. No puede atravesar el cerro», dice Rondanelli.

    Si se cuenta con los científicos capacitados para maniobrar estos aparatos y para interpretar los datos que arrojen, Rondanelli dice que los radares aumentan las posibilidades de hacer pronósticos precisos.

    -¿En cuánto tiempo podría anticiparse a la formación de un tornado?

    -Minutos. Pocos minutos. De diez a quince minutos. En Estados Unidos, cuando los meteorólogos identifican en el radar una tormenta tornadogénica (las que generan tornados), ellos son capaces de mandar un mensaje al celular de las personas que viven alrededor de esa zona para alertarlos.

    Rondanelli dice que actualmente el pronóstico del tiempo es del orden de unos días. «Uno tiene el pronóstico hoy día para mañana», dice, pero, claro, con una  buena probabilidad de que el pronóstico no se cumpla. Con el radar, en cambio, se puede anticipar si lloverá fuerte o granizará en 15 minutos más, pero con la casi certeza de que sí precipitará. Por eso este aparato es tan útil para prevenir emergencias.

    Mario Picazo es doctor en Geografía y Ciencias de la Atmósfera de la Universidad de California (UCLA). «Con los tornados, el radar es fundamental para detectar lo que está pasando en el momento en tiempo casi real. También se hacen predicciones de cómo evolucionará esa imagen de radar. Sin ese sistema, como es el caso actual de Chile, hay mayor limitación en la predicción de como evolucionará una tormenta severa», dice Picazo.

    -¿Con cuánto tiempo de anticipación pueden hacer un pronóstico preciso?

    -Cerca de diez a quince minutos. Por ejemplo, el sistema de radar que se usa quí en Estados Unidos permite avisar a la población 13 minutos antes de que llegue el tornado.

    David Santa Cruz es meteorólogo y licenciado en Ciencias Físicas de la Universidad Complutense de Madrid. «Por ejemplo, los radares Doppler (un tipo de radar meteórologico), permiten ver si dentro de una tormenta hay rotación, es decir, si la corriente ascendente está separada de la descendente. Se utilizan para la predicción a muy corto plazo, debido al poder destructivo de estas tormentas. También identifican presencia de granizo de gran tamaño o posibilidades de lluvia y vientos muy intensos».

    ¿Y cuánto cuesta cada radar? Entre dos y dos y medio millones de dólares.

    Leer en Las Últimas Noticias.