Aumento de la pobreza, la gran preocupación de América Latina frente al cambio climático (El Espectador)

    179

    La Encuesta Internacional de Cambio Climático, realizada a 7.232 personas mayores de 18 años en dieciocho países de la región, muestra que la gran mayoría cree que el fenómeno climático incrementará la pobreza y la inequidad.

    Por Lorena Guzmán

    Si bien la mayoría de países de América Latina y el Caribe han hecho avances en cuanto a políticas de preparación para el cambio climático, todavía hay poca capacidad para enfrentar las emergencias y así cambiar la percepción negativa de la ciudadanía de la región sobre el impacto del fenómeno.

    Esa es una de las lecciones que, a juicio de especialistas consultados por SciDev.Net dejan los resultados de la Encuesta Internacional de Cambio Climático, realizada a 7.232 personas mayores de 18 años en dieciocho países de la región.

    “Latinoamérica tiene enormes posibilidades de mejorar las políticas públicas relacionadas con mitigación, pero las reformas tienen que ser hechas en forma progresiva”, asegura Pascal Girot, miembro del equipo negociador de Costa Rica para la Conferencia de las Partes (COP), director de la Escuela de Geografía de la Universidad de Costa Rica, quien no participó en la encuesta.

    Según el sondeo, el 82 % de latinoamericanos cree el cambio climático incrementará la pobreza en sus respectivas naciones y un 73 % opina que el fenómeno afectará principalmente a las personas pobres, un porcentaje que no tiene grandes variaciones a través de los países participantes.

    “Hoy está totalmente comprobado, y lo han dicho diferentes reportes de Naciones Unidas, que si bien el cambio climático se sufre en todos los países, las personas que son más vulnerables son las pertenecientes a los sectores más pobres”, añade.

    Realizada por la empresa tecnológica StatKnows, en colaboración con el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2, la encuesta fue realizada entre el 14 y el 18 de noviembre de 2019 en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

    La idea de su elaboración nació de la necesidad de conocer la percepción ciudadana sobre la asociación entre lo social y medioambiental en Latinoamérica, y se basó en la experiencia de las encuestas nacionales de medio ambiente realizadas en Chile. Una primera entrega de resultados generales se hizo durante la  COP25 en Madrid, en diciembre pasado, y un mes después se revelaron los resultados por países.

    Las personas que viven en países en desarrollo o pobres son las que más se preocupan por el cambio climático, explica Rodolfo Sapiains, investigador del (CR)2 y director de contenidos de la encuesta. “Esto se relaciona con la poca capacidad que tienen esos países para enfrentar la emergencia climática”, agrega.

    Para Girot “la abundancia del recurso forestal y de agua dulce en Latinoamérica, entre otras, son fortalezas que debería amortiguar los impactos del cambio climático, pero no eso no es suficiente cuando se considera la desigualdad”.

    El especialista reconoce que es difícil meter a todos los países de Latinoamérica en el mismo saco cuando se habla de la preparación de las naciones ante la emergencia climática. “México, Colombia y Uruguay han hecho varios avances en adaptación, por ejemplo, pero también depende del margen de maniobra que tiene cada nación”, advierte.

    Así, las islas del Caribe, donde la mayoría de su infraestructura crítica, como los aeropuertos, suele estar a nivel del mar, no es mucho lo que pueden hacer al respecto, agrega.

    Leer en El Espectador.