Australia podría llegar a temperaturas de 50 grados en 2040, situación Chile evitaría por la Corriente de Humboldt (Emol)

334

La investigación australiana toma un escenario en que el Acuerdo de París no logre frenar el aumento de la temperatura en dos grados sobre la época preindustrial.

Por Camila Díaz S.

El aumento de la temperatura en el mundo es una situación que preocupa a diversos expertos en todo el mundo, es por esto que un grupo de científicos australianos que realizaron una investigación con alarmantes resultados: En 2040 la isla podría registrar olas de calor de hasta 50° Celsius.

El país, que se encuentra en el mismo hemisferio que Chile, hasta la fecha ha registrado eventos de olas de calor que han superado los 40° Celsius, una situación que preocupa a diversos sectores de la población.

Si bien la investigación realizada por científicos de la Universidad Nacional de Australia detalla que este escenario se podría producir en caso de que el Acuerdo de París no logre frenar el aumento de la temperatura global en 2° sobre la época preindustrial, alerta que actualmente la población ya sufre algunas de estas consecuencias.

La situación en Chile podría ser similar, guardando las proporciones de los climas que se viven en cada país. El subdirector del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 y académico del Departamento de Geofísica U. Chile, René Garreaud, destaca que en nuestro país ya se han vivido olas de calor que superan todos los registros.

“En enero tuvimos prácticamente tres semanas con temperaturas sobre los 33°”, comenta a Emol y añade que si bien “nuestras olas de calor empalidecen contra las de los australianos y los españoles, pero son nuestras olas de calor”.

De la misma forma Garreaund afirma que “a nosotros nos toca el lado frío del Pacífico, precisamente por la Corriente de Humboldt, por lo que nuestro clima es mucho más moderado, lo que hace muy difícil que nosotros tengamos olas de calor de 50°, incluso 40° es extremadamente difícil” para el caso chileno.

Sin embargo, el experto de la Universidad de Chile agrega que “la tendencia [del aumento de temperaturas] va a continuar, cada vez van a ser estas variaciones naturales. Es como una escalera que es cada vez más alta. Se espera que en el futuro, en las próximas décadas, la recurrencia de estos fenómenos va a ser mayor”.

Por su parte, la geóloga e investigadora del Centro de Investigación para la Sustentabilidad de la Universidad Andrés Bello, Delia Rodríguez, destaca que se trata de “tendencias que no van a afectar de igual forma a Oceanía que a Chile” y destaca que se trata de “datos numéricos que están aportados por un modelo específico que debe ser actualizado con los datos que entregan los científicos”.

“Que estemos en el mismos hemisferio no implica que se vayan a producir las mismas circunstancias en Oceanía que en Chile. Lo primero es que las corrientes frías, en el caso nacional la Corriente de Humboldt, son distintas a las corrientes que llegan a Oceanía, que está circundado por otra corriente cálida que proviene del sudeste asiático. En ese caso, los patrones de corrientes marinos son muy distintos, por lo que no se darían las mismas condiciones”, continúa Rodríguez.

La experta destaca que para estas proyecciones es necesario “basarse en datos científicos reales y no solamente dejarse influenciar por lo que arrojan los modelos porque los modelos a largos años no se sabe cómo van a resultar porque los datos están cambiando constantemente”.

Para la situación particular de nuestro país, la científica de la UNAB sostiene que “se prevé que los aumentos de temperatura serían de 1,5 grados aproximadamente” y advierte que “no se van a distribuir de forma homogénea, es decir, el cambio climático no va a afectar de igual forma al norte, como al sur; así como tampoco lo harían de la misma manera en la zona de los valles, que en la costa”.

Leer en Emol.com.

Compartir