“¿Clima extremo o intencionalidad? Un ministerio para enfrentar emergencias” por Pilar Moraga

632

Carta al director de Pilar Moraga, investigadora principal de la línea de Dimensión Humana del (CR)2. Publicada en La Tercera.

Señor director:

En el contexto de la gran catástrofe provocada por los incendios, se ha puesto el foco en la búsqueda de responsables (pirómanos, terroristas), así como en las responsabilidades de los organismos del Estado involucrados. Este relato invisibiliza, con o sin intención, el problema de fondo: los eventos climáticos extremos que sufre el país de manera permanente y progresiva. Nos referimos a aluviones, al desastre provocado por la marea roja en Chiloé y también a la megasequía que afecta a la zona central desde 2010.

Ante la catástrofe, se evidencian las limitaciones del aparato del Estado para dar una respuesta adecuada a estos fenómenos, que requieren una institucionalidad con liderazgo político, capaz de coordinar de manera transversal a los diversos actores estatales y privados, así como un marco legal que defina los usos del territorio a la altura de nuestros tiempos.

La definición de la responsabilidad penal de individuos y funcionarios resolverá hechos del pasado. Sin embargo, los desafíos que plantean los eventos climáticos extremos también exigen una mirada de futuro y largo plazo.

No debemos olvidar que en el estado actual de la situación climática del planeta, los eventos extremos ocurrirán de todos modos y pese a las diversas acciones que podamos implementar. Por ello es indispensable fortalecer nuestra capacidad de adaptación y resiliencia.

En este contexto, la magnitud de la catástrofe debiera abrir una profunda reflexión nacional sobre la manera en que el Estado garantizará los derechos de las personas vulneradas por estos fenómenos.

Pilar Moraga

Investigadora (CR)2 U. de Chile y Centro de Derecho Ambiental

Facultad Derecho U. de Chile