Coordinadora de la Red de Pobreza Energética: «En Chile estamos acostumbrados a pasar frío» (Radio ADN)

131

Anahí Urquiza explicó que la calidad estructural y térmica de nuestros hogares es deficiente, por lo que se termina gastando mucha energía y dinero en calefacción.

El 21% de las personas en Chile pasan frío al interior de sus casas, así lo demostró el estudio de Acceso Equitativo a Energía de Calidad en Chile de la Red de Pobreza Energética de la Universidad de Chile.

Esto, debido a que la calidad estructural y térmica de nuestros hogares es deficiente, por lo que se termina gastando mucha energía y dinero en calefacción.

«La pobreza en nuestro país es más amplia de lo que hemos estamos dispuestos a aceptar. El acceso a energía de calidad es una condición habilitante para avanzar y superar los umbrales de pobreza», aseguró la coordinadora de la Red de Pobreza Energética, Anahí Urquiza.

«Cuando hablamos de pobreza energética estamos hablando de que las familias se enfrentan a dificultades para lograr por ejemplo confort térmico, o están expuestos a muy altas temperaturas en el verano y muy bajas temperaturas en invierno, y eso implica problemas de salud«, explicó.

Agregando que «las contaminación en las ciudades del centro y sur de nuestro país está directamente relacionada con la pobreza energética. La necesidad de utilizar leña para calefacción implica que, además, estén expuestos a contaminación intra y extra domiciliaria».

Urquiza aseveró que «la calidad de eficiencia energética en nuestras viviendas es malísima» y que en Chile «estamos acostumbrados a pasar frío».

Asimismo, afirmó que estar expuestos a «menos de 16°C dentro de la casa» provoca problemas de salud como respiratorios y cardiovasculares. «¿A qué temperatura están expuestos los niños en los colegios? Y esto tiene que ver con desigualdad», sostuvo.

Soluciones para el problema

Anahí Urquiza expresó que «es un problema bastante estructural y hay que generar medidas para poder abordarlo de manera integral, porque es una de las barreras que tenemos para avanzar hacia el desarrollo».

Declarando que «lo que habría que hacer es invertir en mejorar la calidad de las viviendas (como una mejor aislación térmica), y eso es caro«.

«Hay que hacer una reconversión energética, porque para poder transitar a energías más limpias, necesitamos casas que sean más eficientes, y eso la gran mayoría de los hogares no está en condiciones de hacerlo«, espetó.

Concluyendo que todo esto «hay que vincularlo con los niveles de endeudamiento que tenemos en el país, con las dificultades porque las familias tienen que pagar una serie de servicios que en otros países no se pagan«.

Escucha la entrevista en Radio ADN.