Cuarentena en la zona oriente de Santiago: ¿Tendremos cielos más limpios en la Región Metropolitana? (Futuro 360)

137

La emergencia por la expansión del Coronavirus en Chile ha obligado a las autoridades a extremar las medidas para prevenir un contagio masivo vinculado al virus. Es por eso que desde este jueves inicia una cuarentena total en siete comunas de la zona centro oriente del Gran Santiago.

Un aislamiento obligatorio que no sólo tendrá efectos complejos en la vida cotidiana de los capitalinos, alterando sus rutinas y quehaceres. Este encierro traerá un efecto colateral que es bastante positivo: reducirá los índices de contaminación y ayudará a tener cielos más limpios en todo el valle de Santiago.

El investigador del Centro de Ciencia del Clima y la Resilencia (CR)2, Rodrigo Seguel señala que este efecto “se dará no sólo por la disminución de emisiones esperadas para las comunas del sector oriente, sino también en gran medida por lo que ocurrirá en el centro de la ciudad”. Esto, en relación al altísimo nivel de emisiones contaminantes que tiene Santiago Centro y que se verá drásticamente disminuido debido a la medida que restringe el libre tránsito por esa comuna.

Otro factor que incidirá en ver cielos más libres de contaminación tiene que ver con la disminución de las emisiones del sector transporte. Según Seguel “será muy importante que los santiaguinos seamos conscientes de cómo nuestros modos de transporte afectan la calidad de aire de nuestra ciudad y la salud publica”.

Este mismo efecto descontaminante ya pudo verse en otros países que vivieron hace algunas semanas el agresivo brote del SARS-Cov-2. Por ejemplo en China, la reducción  de las emisiones de CO2 durante las cuatro semanas más complicadas del COVID-19, llegó al 25%. Sin embargo, Petteri Talas, presidente de la la Organización Metereológica Mundial (OMM) dejó entrever que la disminución de las emisiones durante las crisis de este tipo, son seguidas de un rápido aumento, que hay que tratar de cambiar. “El mundo necesita demostrar la misma unidad y compromiso con la acción climática y reducir la emisión de gases de efecto invernadero que contener la d de coronavirus”, agregó Talas.

Ahora, en lo que respecta a Santiago, el toque de queda que está vigente hace algunos días ya aportó en reducir la emisión de algunos gases como dióxido de nitrógeno (NO2) y monóxido de carbono (CO), sin embargo los cambios ya con mayor claridad deberían estar a la vista desde este viernes.  ¿Cuánto podrían durar estos cielos de mejor calidad? Según Rodrigo Seguel, la duración del efecto dependerá indudablemente de cómo evoluciona la pandemia.

Leer en Futuro 360.