Déficit de agua en región de Coquimbo ascendería a 94% entre 2017 y 2030 (El Mercurio)

504

Actualmente el volumen de agua en el embalse La Paloma está en su nivel más bajo de los últimos 40 años, con riesgos de agotamiento. Esto ha sido reconocido por el MOP.

Por Antonia Eyzaguirre, Economía y Negocios.

La sequía se traducirá en un déficit de agua potable de 94% a 2030 y de 191% a 2041, desde un monto equivalente a 16% en 2017, estima un estudio de Quiroz & Asociados.

Un informe del Centro de Ciencia del Clima de la Universidad de Chile ya ha advertido que la sequía en los últimos cinco años es la peor de los últimos 60 años en la región, y actualmente el volumen de agua en el embalse La Paloma -el más importante en la Región de Coquimbo- está en su nivel más bajo de los últimos 40 años, con riesgos de agotamiento.

Así lo ha reconocido el Ministerio de Obras Públicas (MOP), quien el 10 de noviembre de este año manifestó que pese a las lluvias registradas en el año, no ha habido recarga de las napas subterráneas, por lo que solicitó decretar zona de escasez hídrica a la IV Región.

El informe de Quiroz & Asociados estima que cada año de aplazamiento en la solución del problema hídrico en la región pone en riesgo US$ 500 millones de inversión y 4.400 puestos de trabajo provenientes principalmente de la minería. Añade que “podría repercutir hasta en 150% de alza en los costos de suministro de agua potable”, y la alternativa es el traslado de agua a través de camiones aljibe.

Aplazamiento

En agosto de 2014, la empresa CKC Infraestructura Sustentable junto a Quiroz & Asociados presentaron un proyecto para construir una planta desaladora multipropósito de US$ 187 millones en la Región de Coquimbo, pero la iniciativa aún está paralizada.

Esto, porque el ministro Alberto Undurraga, quien preside el Consejo de Concesiones, aún no ha hecho la declaración de interés público que necesita la obra antes de licitarse. Lo anterior, pese a que desde hace ocho meses la iniciativa cuenta con declaraciones de interés de la Intendencia Regional, Secretaría Regional del MOP, Dirección de Planeamiento y la Dirección de Obras Hidráulicas de la misma cartera. Jorge Quiroz comenta que hace unos dos meses le envió una carta al ministro solicitándole explicaciones al respecto, pero no obtuvo respuesta.

La empresa propone la construcción de un sistema integrado de desalación, en el marco de una concesión de obra pública, donde se haría un llamado a licitación internacional competitiva. Este modelo, asegura Quiroz, permite precios más bajos para los usuarios, porque existen economías de escala y menores riesgos para el inversionista. Además, permite un ordenamiento territorial y ambiental del borde costero.

En mayo de este año, Undurraga hizo referencia explícita a los proyectos de plantas desaladoras ante la comisión especial sobre Recursos Hídricos del Senado, señalando que uno de los temas principales a resolver decía relación con el modelo de negocios. Dentro de las alternativas planteadas, la vía de concesión de obra pública figuró en primer lugar.

Leer en El Mercurio