Emisión de gases de efecto invernadero de Chile aumentó 113% desde 1990 (El Mercurio)

528

Las principales fuentes son la generación de electricidad y el transporte. Sin embargo, se espera que en los próximos años las cifras no sigan creciendo.

Por Richard García

Las emisiones de CO2 de Chile han seguido aumentando, al menos hasta 2013, que es el último registrado en el inventario actualizado de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), que ayer presentó en Marrakech el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier. Lo hizo en el marco de la 22ª Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático como parte de los compromisos suscritos por Chile.

El inventario de emisiones abarca todo el territorio nacional e incluye al dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N2O), a los hidrofluorocarbonos (HFC), fluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6). Este último aparece por primera vez en el inventario. Todas estas emisiones sumadas dan origen al indicador CO2 equivalente, que sirve para medir la huella de carbono de un país.

En 2013, las emisiones de GEI fueron de 109,9 millones de toneladas de CO2 equivalente, lo que representa un incremento de 19,3% desde 2010, y de 113,4% desde 1990. Es decir, la cifra aumentó en más del doble.

El principal GEI emitido por el país es el dióxido de carbono (78,4%), seguido del metano (10,7%), óxido nitroso (10%) y los HFC y PFC (0,9%).

Por persona

El mayor emisor de GEI en Chile es el sector Energía, que representa el 77,4% de las emisiones nacionales, principalmente por el uso de combustibles fósiles para la generación eléctrica y el consumo de diésel en el transporte terrestre, señala el documento.

Si se analizan las cifras en detalle, la generación de electricidad representa el 31,3% del total de emisiones, seguido del transporte terrestre con un 19,8%. Le siguen los sectores de Agricultura (12,5%), Procesos Industriales (6%) y Residuos (4,1%).

Como contrapeso, el sector de la Agricultura, Silvicultura y otros usos de la tierra son importantes fuentes de captura de los GEI, principalmente por la absorción que realizan los bosques nativos y plantaciones forestales, que alcanza a 39,8 millones de toneladas de CO2 en el año 2013. Con esto, el balance de emisiones y absorciones de GEI de Chile contabilizó 70 millones de toneladas de CO2 equivalente.

“Si bien en números totales emitimos menos que Brasil y Argentina, a nivel per cápita los sobrepasamos”, reconoce Maisa Rojas, investigadora del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2).

No obstante, la especialista aclara que el inventario no incluye los años 2014, 2015 y el presente, durante los cuales se ha producido un estancamiento de las emisiones, que ha resultado perceptible tanto a nivel nacional como internacional.

“A comienzos de los años 90 y del 2000 se presentaron aumentos más grandes, pero con la política energética en marcha que fomenta las energías limpias, debería comenzar un estancamiento”, agrega.

Lo principal, dice, es que a nivel mundial nos estamos alejando de la tendencia más adversa, que marcaba un calentamiento de cuatro grados para fin de siglo. “No hemos llegado todavía a emisiones compatibles con un aumento de máximo dos grados respecto de la era industrial, como es la meta, pero al menos hay cambios”.

Autores
El inventario fue desarrollado por los ministerios de Medio Ambiente, Agricultura y Energía.

Leer en El Mercurio.