¿Es Temuco la ciudad más contaminada del mundo? Expertos y autoridades analizan polémico artículo de medio especializado (Emol)

457

Aunque todos coinciden en que el uso de la leña efectivamente es una problemática que requiere agilizar el proceso de descontaminación, enumeran los factores que descartarían la tesis planteada por Bloomberg Green.

Por Daniela Toro

Como «una de las ciudades más contaminadas del mundo» fue calificada Temuco, según un artículo publicado por el medio Bloomerg Green en conjunto con los datos de la ONG OpenAQ. El análisis publicado el 20 de julio, la compara incluso con grandes ciudades con Nueva Delhi (India) y Beijing (China).

Además, a diferencia de los factores como el alto tráfico o la actividad de las empresas que predominan en esas urbes, asocian esta problemática en Temuco con la pobreza, debido a que, entre otros factores, los residentes «no tienen más remedio que quemar leña barata, a menudo húmeda, para mantenerse calientes».

Emol consultó a expertos y autoridades del área para conocer su visión sobre este planteamiento, y la principal coincidencia desde sus conocimientos, que Temuco no es la ciudad más contaminada del mundo, pero que sí es necesario acelerar los procesos en los planes de descontaminación, para mejorar los malos índices de calidad del aire.

Según datos entregados por la seremi del Medio Ambiente de La Araucanía, Paula Castillo, al 22 de julio se han constatado 12 episodios de preemergencia, y 12 emergencias por mala calidad de aire en la región. Al desglosar esa cifra por estación de monitoreo, «podemos señalar que en la comuna de Temuco se ha registrado 1 emergencia y 7 preemergencias».

Con estos datos, enfatiza en que «Temuco no es la ciudad más contaminada del mundo (…) La peor condición está dada en la comuna de Padre Las Casas y estamos enfocando los esfuerzos en mejorar esta condición», sostiene.

Cómo se analizan los datos

«El artículo tiene su letra chica», dice el ex ministro del Medio Ambiente y director del Centro de Acción Climática de la PUCV, Marcelo Mena. Esto, porque es necesario considerar el periodo de tiempo en que se observaron los datos para hacer la aseveración, y las características climatológicas actuales de la zona.

«En el hemisferio norte están en verano, y por lo tanto, las ciudades contaminadas de China u otros lados, no tienen sus niveles más altos en esta etapa. En tanto, en el hemisferio sur, en invierno y producto de la calefacción, son las que están en niveles más altos», destaca.

En un segundo punto, aclara que hay muy pocas estaciones de medición disponibles en el hemisferio sur, y gran parte están en Chile. «A nivel de Latinoamérica, sólo hay 0,03 estación de monitoreo por cada millón de habitantes, y Chile tiene una tasa de 2,1 estaciones por millón». En otras palabras, casi el 55% de la capacidad de medición de calidad de aire, en toda Latinoamérica, están en Chile.

Si nos centramos en Temuco, Mena plantea que lo importante es centrarse en la concentración anual de contaminación. «Lo que importa es la concentración de largo plazo, y no que haya un par de días en que esto haya sido más alto. Porque en el fondo, no es que este último año Temuco esté más contaminado, sino que en el momento en que se midió, fue una de las estaciones más altas. Otros días podrá ser Cerro Navia, Coyhaique, etc.».

Para Nicolás Huneeus, académico del Departamento de Geofísica de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile e investigador del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2), el artículo es «sensacionalista», y aporta el dato de que al comparar valores brutos entre las estaciones de Encinas y Padre Las Casas, los valores más altos no han sido mayores que los registrados el año pasado. Incluso, dice, Coyhaique tiene valores superiores.

La situación de Temuco y el problema de la leña

Una vez consideradas las variables para interpretar el artículo de Bloomberg Green, la pregunta entonces es: ¿en qué situación respecto a la contaminación se encuentra Temuco? Considerado las 7 preemergencias y 1 emergencia ambiental que se ha dado en la comuna, nadie desmiente que el uso de leña es, en efecto, una situación seria en la que se debe poner atención.

«No desconocemos que tenemos malos índices de calidad de aire y un problema asociado a la combustión de de leña», dice la seremi, Paula Castillo. De hecho, el inventario de emisiones del Ministerio del Medio Ambiente señala que el 91% del material particulado fino presente en Temuco y Padre Las Casas proviene del uso residencial de leña.

Acá hay dos factores que, explican esta situación: Por un lado, la leña es biomasa que se utiliza como energía, y uso viene acompañado de contaminación. «En cualquier lugar donde la biomasa sea este tipo de calefacción y cocina, va a haber problemas de calidad de aire», plantea Mena. El uso de biomasa como energía y las características de las viviendas en el sur del país, generan un retraso en la real efectividad de las políticas públicas en materia de descontaminación ambiental.

El segundo punto, están las características de las viviendas. Se estima que dos tercios de las viviendas de Chile no tienen aislación térmica mínima. «Eso causa que la demanda energética de una casa en el sur del país sea gigante en comparación a otros lados, porque se pierde mucho calor, y la única forma suplirlo, es a través de combustibles baratos», dice el exministro.

Estos dos factores genera un tercer problema, y es que la eficiencia de las políticas públicas para mitigar la contaminación «no siempre tienen la eficiencia que se está esperando, y hace que el avance sea más lento de lo que se espera», dice Huneeus.

Si bien sigue siendo una problemática presente en el territorio, Mena recuerda que la contaminación en Temuco ha presentado una reducción en un 49% desde 2013 a 2019, según la estación de monitoreo histórica.

Acelerar plan de descontaminación y oportunidades laborales

«Los planes de descontaminación están sirviendo, pero no han llegado a ser ejecutados como deberían ser en cuanto a su volumen de recambio de calefactores», explica Mena. La proyección indica que deberían haber en torno a 50.000 recambio por año, y se están haciendo en torno a 12 mil, acompañado de revestimiento térmico de viviendas.

Para el experto, hoy existe una oportunidad para el Gobierno de potenciar la creación del empleo -golpeado por la pandemia- en fortalecer este revestimiento térmico y recambio de calefactores a través de las Pymes. Estas tareas generan cerca de 36 mil empleos directos o indirectos. «Fortalecer con un programa, para los 50 mil recambios que se requieren, generaría en torno a los 150 mil empleos al año».

Desde la seremi de La Araucanía, aseguran que están en un proceso de actualización del plan de descontaminación de ambas comunas -Temuco y Padre Las Casas-. «Estamos evaluando nuevas medidas para superar la pobreza energética que tiene nuestra cuenca, y para que las familias puedan acceder e un recambio tecnológico de manera más rápida y migrara a equipos menos contaminantes», sostiene Castillo.

Leer en Emol.