Evento meteorológico se debió a baja segregada, fenómeno cada vez más frecuente (La Tercera)

650

Por Cristina Espinoza

El responsable de las intensas lluvias de ayer, según expertos, fue el evento denominado “baja segregada” (núcleo frío en altura), que afectó desde Arica y Parinacota hasta Atacama, y cuyo nivel de precipitaciones se potenció debido a que la costa de Ecuador, Perú y la zona norte de Chile está más cálida de lo normal para la época. Eso produce más vapor de agua disponible en la atmósfera, que fue captado por la baja segregada, proporcionándole más agua precipitable.

“Cuando hay una circulación ciclónica (rotación de aire en el sentido de las agujas del reloj, como la baja segregada) es capaz de traer el agua al sur; esa agua se vuelve fuente de precipitación y es lo que ha pasado en varias tormentas, como la de febrero en Santiago y, en parte, en la de mayo en La Serena. Y ocurrió de nuevo en esta tormenta”, dice Roberto Rondanelli, climatólogo del CR2. Agrega que las bajas segregadas son frecuentes, aunque no todas provocan lluvias, pero en el último tiempo su periodicidad ha aumentado. La tendencia -al menos hasta 2005, fecha del último estudio- era al alza, y si bien no se ha actualizado, desde 2015 el fenómeno se ha repetido varias veces y con mucha precipitación.

El alza estaría causada por un fenómeno de escala global (calentamientos en partes del Pacífico, como El Niño o la PDO), por lo que continuaría. Rondanelli agrega que los últimos eventos se han producido miércoles o jueves, lo que responde a un ciclo de gran escala, con ondas que recorren el planeta y a veces se vuelven regulares, apareciendo ciertos días: “Se originaría por patrones de escala regional o global más que algo en Chile. El calentamiento en zonas del Pacífico puede generar pulsos de ondas atmosféricas que se propagan y se manifiestan como una baja segregada frente a las costas de Chile”.

El evento, según la Dirección Meteorológica, culminaba anoche.

Leer en La Tercera.