Fabrice Lambert, investigador centro Fondap: “Temperaturas en la Antártica están subiendo drásticamente más que el promedio global” (Noticias Explora)

283

El iceberg liberado tras el colapso de una barrera de hielo en la Península Antártica, zona del planeta que más rápido ha aumentado su temperatura debido al calentamiento global, es tan grande que será necesario rehacer los mapas. El témpano hoy flota a la deriva, a 5 kilómetros de distancia, provocando diversas especulaciones de la comunidad. Aquí, buscaremos aclararlas científicamente.

El iceberg de 5.800 kilómetros cuadrados –unas 35 veces la Isla de Pascua- que se desprendió de la Península Antártica, formando uno de los témpanos más grandes registrados en la historia, es- para los científicos- un patrón de cómo la capa de hielo del continente blanco, podría comenzar a desarmarse, a medida que las temperaturas aumenten por el calentamiento global. Es decir, si el calor continúa subiendo, el manto congelado irá cediendo poco a poco, de la misma forma que este bloque de hielo, nombrado A68.

La grieta en la plataforma de hielo denominada Larsen C, que permitió liberar este gigantesco trozo de hielo -correspondiente al 12% de la plataforma original- fue detectada por primera vez en la década de los 60, permaneciendo inalterable hasta el 2014, cuando comenzó a abrirse para separarse completamente el 12 de julio recién pasado. El proceso fue monitoreado mediante satélites de la NASA, y por investigadores del Proyecto Midas, de la Universidad de Swansea, Reino Unido.

Esto es sólo el comienzo del trabajo para los científicos preocupados por el derretimiento polar. Las observaciones muestran que desde el parto, A68 ha comenzado a alejarse llegando a una distancia de aproximadamente 5 kilómetros. Se ha formado también un grupo de más de 11 icebergs más pequeños -el más grande mide 13 kilómetros de largo- moviéndose a diferentes velocidades debido a tormentas y corrientes en el Mar de Weddell.

La NASA ha desplegado el Sensor Infrarrojo Térmico (TIRS) en su satélite Landsat 8, que les permite monitorear la situación en la oscuridad total del invierno polar, al capturar imágenes midiendo las diferencias de temperatura entre el agua y el hielo. Las imágenes también muestran nuevas potenciales grietas formándose en la plataforma de hielo Larsen C, las que podrían amenazar su estabilidad.

“La zona oeste de la Antártica se está calentando considerablemente, las temperaturas aquí están subiendo mucho más drásticamente que el promedio global. En el este, la temperatura es más estable. No sabemos muy bien por qué”, dice Fabrice Lambert, profesor en la Pontificia Universidad Católica de Chile e investigador del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2, iniciado en 2013, gracias al Programa Fondap de CONICYT.

Los instrumentos científicos han registrado un aumento significativo en la temperatura del aire desde 1957, de alrededor de 0,1 grados Celsius por cada década.

Por esta razón la Península es susceptible de perder importantes extensiones de hielo continental que se adentran en el mar, como ha ocurrido con una decena de ellas en los últimos 50 años.

El científico, paleoclimatólogo y experto en fenómenos de la Antártica y sus glaciares, explica las posibles consecuencias de este nuevo desprendimiento de hielo antártico.

Uno de los temores es que suba el nivel del mar. ¿Es esto posible?

Este iceberg ya estuvo en el agua, así que su desprendimiento y el hecho de que ahora esté flotando en el océano, no importa, eso no elevará la altura del océano. La plataforma de hielo ha perdido de un 10 a 12% de su masa -de su tamaño- por lo que queda un 80% aproximadamente, y el proceso natural es que vuelva a su dimensión anterior en un futuro.

 

Sin embargo, si toda la plataforma se rompe, ahí sí aumentará el nivel del océano, porque ésta actúa como un tapón para todo el hielo de los glaciares que están en el continente en la costa de la Antártica, y sin nada que los detenga, llegarán al mar, aumentando el nivel del agua.

¿Por qué esta zona específica de la Antártica es más caliente?

En el área oeste se ha registrado un aumento enérgico de las temperaturas, tanto del agua como del aire. Efectivamente, esa zona se está calentando por encima del promedio mundial y se debe al desplazamiento de las corrientes atmosféricas y a ondas atmosféricas que vinculan cambios de temperatura en el Pacífico Central con el terreno de la Península.

Investigaciones científicas de la última mitad de siglo, indican que el alza de la temperatura del viento ha sido sostenida. Tanto que el nivel de calentamiento de la mitad oeste de la Antártica supera al índice de enfriamiento de la mitad este. Igualmente, la misma pérdida del hielo marino causa efectos en el clima. Por un lado, el agua se calienta al punto de entibiar la atmósfera, y por otro, el mar, al estar libre de témpanos, provoca tormentas que mueven este aire cálido.

El iceberg sigue un curso hacia América del Sur, ¿podría llegar al continente?

Avanza lentamente hacia Sudamérica, pero no llegará a Chile ni al continente, porque se va a encontrar con la corriente del círculo polar, que va de oeste hacia el este y automáticamente se va a desviar hacia el Atlántico Sur.

¿Debemos tener alguna preocupación en Chile?

Las empresas de cruceros que van a la Antártica tienen que cuidarse porque el riesgo no es este gran iceberg, que es fácil de ver desde lejos, sino que sus bordes se romperán en otros más pequeños, los que flotarán alrededor, y esos son mucho más peligrosos porque no se ven muy bien.

¿Qué es un iceberg?

El Instituto Antártico Chileno (INACH) explica que los icebergs o témpanos son trozos gigantescos de hielo que se desprenden desde los glaciares (barreras o plataformas) tanto por el movimiento del mismo hielo hacia la periferia, como por la acción desgastadora del mar en su cara inferior. Luego, flotan siguiendo las corrientes marinas y los fuertes vientos. Sus formas son variadas, siendo los más comunes aquellos témpanos alargados llamados “tabulares”, característicos de los mares subpolares. Otros, con formas predominantemente verticales, son denominados “catedrales”.

Leer en Noticias Explora.

Compartir