Investigador (CR)2 participa en instancia internacional para el estudio del ozono

382

La iniciativa, que forma parte de la International Global Atmospheric Chemistry (IGAC), busca abordar problemáticas de cambio global y sostenibilidad a nivel mundial, mediante la participación de expertos provenientes de 35 países.

Por Michelle Ferrer Solar

Troposferic Ozone Atmospheric Report II, también conocido como TOAR-II, dio a conocer que Rodrigo Seguel, investigador de la línea de Ciudades Resilientes del (CR)2, fue nombrado parte del comité directivo del proyecto internacional, que convoca a expertos de más de 35 países para abordar problemáticas vinculadas al cambio global y la sostenibilidad.

Dentro de los objetivos de TOAR, se encuentra proporcionar una evaluación actualizada de la distribución y tendencia de ozono en el planeta. La fase I de TOAR tuvo un énfasis en la evaluación de los impactos del ozono troposférico en el clima, la salud de las personas y los ecosistemas. La Fase II adiciona al alcance original problemáticas de escala urbana, regional y global.

Esta segunda fase del proyecto, que se extenderá desde el 2020 al 2024, buscará a actualizar la base de datos global de ozono superficial, extendiendo los sitios de observación e incluirán mediciones de precursores de ozono y parámetros meteorológicos.

“El ozono es un gas de efecto invernadero que además afecta la salud y los ecosistemas. Por esta razón conocer su tendencia y distribución es fundamental para la correcta aplicación de políticas públicas”, destaca Rodrigo Seguel.

Un segundo objetivo de TOAR-II consiste en contribuir al estado del arte a través de un conjunto de publicaciones evaluadas por pares y de acceso abierto. En este sentido, el investigador (CR)2 señala que espera “contribuir a la formulación de preguntas científicas sobre el impacto del ozono en el sistema tierra y aportar al debate actual de la comunidad científica, desde la perspectiva del hemisferio sur”.

Con respecto a las contribuciones que podría significar para el (CR)2 y en particular para la línea de investigación de Ciudades Resilientes, destaca que “la composición química de la atmósfera es un tema de gran interés. Por este motivo, esperamos ser anfitriones de una de las conferencias regionales de TOAR y además participar activamente en los Grupos de Trabajo que defina el Comité Directivo”.

“La base de datos construida por TOAR se ha constituido en la fuente de métricas de ozono superficial más grande del mundo. A nivel local, la disponibilidad de dichas métricas sobre impactos en la salud y la vegetación permitirá evaluar la efectividad de las medidas tomadas para controlar la contaminación fotoquímica. Por su parte, a nivel global, entregará evidencia sobre la tendencia del nivel base de ozono considerado un importante gas de efecto invernadero”, finaliza Rodrigo Seguel con respecto a la importancia a nivel nacional e internacional de los resultados esperados por esta instancia para la toma de decisiones.

Para conocer más de este proyecto puedes visitar el sitio web de IGAC haciendo clic aquí.