“La última nevazón en Santiago….¿Nunca antes vista?” por René Garreaud

1491

René D. Garreaud

Subdirector del (CR)2, profesor titular Depto. de Geofísica FCFM U. de Chile.

Antecedentes

En notas previas hemos discutido los riesgos asociados a las tormenta cálidas en las cuales la altura de la isoterma de 0ºC (H0, el nivel aproximado que separa la precipitación liquida de la sólida), se encuentra muy por encima de su valor promedio, aumentando sustancialmente el área aportante pluvial y el riesgo de aluviones (e.g., Garreaud 2017).

La tormenta de la semana pasada (15 de Julio del 2017), representa el otro extremo, con una isoterma anormalmente baja permitiendo que la nieve cubriera gran parte de Santiago (al menos hasta unos 560 metros de altura), y otras ciudades de Chile central. Linda las postales, pero lamentable las caídas de árboles, accidentes y los prolongados cortes de energía eléctrica. Algunos se excusan diciendo que esto nunca se había visto!

Pero… ¿Cuán inusual fue la nevazón pasada?

Los registros en Santiago son escasos e indican nevazones previas en los inviernos de 1965, 1972 y 2007. Solo en los casos de 1972 y en el actual la nieve alcanzó el observatorio meteorológico en Quinta Normal. Una respuesta más cualitativa puede obtenerse empleando una estimación de H0 durante las tormentas de invierno (Abril-Septiembre) en base a la temperatura media en Quinta Normal y un gradiente vertical de temperatura (la temperatura media no representa necesariamente la temperatura durante la parte del día en que precipita, introduciendo un error pero no un sesgo; Garreaud 1992).

La figura adjunta muestra el periodo de retorno (T) de los valores máximos y mínimos anuales de H0. El periodo de retorno representa al lapso promedio, en años, entre la ocurrencia de un evento igual o mayor a una magnitud establecida (Sin embargo, un evento con, digamos, T=50 años puede ocurrir en dos años consecutivos!). Es un concepto ampliamente usado en hidrología y se calcula ajustando una distribución estadística a una serie de valores extremos anuales durante un periodo de referencia. En este caso, hemos empleado los valores estimados de H0 durante días con precipitación (≥2 mm en Quinta Normal) entre 1981 y 2010.

Considerando la serie de valores mínimos (tormentas frías, panel inferior), la estadística de H0 indica que la cumbre del cerro Manquehue recibe nieve casi todos los inviernos (T ~ 1 año), mientras que San José de Maipo recibe nieve, en promedio, cada 2 años. El centro de Santiago (550 msnm) en cambio es afectado por una nevazón cada unos 20 años (T ~ 15 a 25 años). Estos números se ajustan bien a los registros previamente señalados. Así, la nevazón pasada es un fenómeno infrecuente a escala humana, pero su periodo de retorno no es muy grande en un contexto hidrológico (muchas obras que requieren alta seguridad se diseñan considerando eventos con periodos de retorno de 100, 1000 e incluso más años). Hay que reconocer también que este análisis solo da cuenta de si cayo o no nieve a cierta altura, pero no considera la cantidad acumulada…aquí nos faltan datos!

Adicionalmente….

La figura adjunta también incluye el periodo de retorno de H0 considerando eventos cálidos (panel superior). El valor medio de H0 en tormentas de invierno es unos 2500 msnm y naturalmente todos los años ocurre al menos una tormenta con H0 por encima de este valor. En promedio, solo una vez cada 7 años ocurre una tormenta lo suficientemente cálida como para que llueva hasta la cumbre del cerro San Ramón frente a Santiago (3500 msnm), y la altura de H0 en la tormenta de Mayo de 1993 tiene una recurrencia cercana a los 25 años, desencadenando aluviones en la precordillera de Santiago con dramáticas consecuencias (e.g., Garreaud & Rutllant 1997).

Referencias

Garreaud, R., 1992: Estimación de la altura de la línea de nieve en cuencas de Chile central. Revista Chilena de Ingeniería Hidráulica. 7: 21-32

Garreaud, R., y J. Rutllant, 1996: Análisis meteorológico del los aluviones de Antofagasta y Santiago de Chile en el periodo 1991-1993. Atmósfera. 9, 251-271

Garreaud, R., 2013: Warm winter storms in Central Chile. J. of Hydrometorolgy., 14, 1515-1534

Garreaud, R., 2017: La tristemente famosa isoterma 0C. Nota de divulgación. Disponible:

http://dgf.uchile.cl/rene/DIV/La%20altura%20de%20la%20isoterma%200.pdf

Compartir