Lago Llanquihue retrocede 20 metros por efecto del déficit hídrico en la X Región (La Tercera)

1648

Situación afecta también a los Saltos de Petrohué y otras cuencas de la zona.
Por Pablo Barría

El lago Llanquihue, una de las mayores atracciones turísticas de la X Región, también evidencia los avances de la sequía en la zona. A la fecha ha bajado su nivel hasta el punto que su playa se ha expandido 20 metros lineales hacia el interior.

Según el monitoreo de la Dirección Regional de Obras Hidráulicas, hay un 70% de déficit de lluvia en Los Lagos, lo que ha redundado en una compleja situación, que afecta directamente los caudales de los ríos y los niveles de todos los lagos que existen en esta región.

Para los alcaldes de la cuenca del lago, esta es una grave situación que no se había visto en décadas. Según el edil de Frutillar, Ramón Espinoza, “las zonas inundables del teatro del lago, por ejemplo, están secas, y esas se habían construido precisamente bajo el agua”.

Javier Vidal, director regional de Obras Hidráulicas, explica que las lluvias son un elemento clave en esta zona en términos de recarga de las cuencas y los ríos. “Por eso, cuando hay un déficit de esta magnitud, lo que podemos esperar es que los cuerpos de agua disminuyan en relación a los déficit del agua caída”, precisó Vidal.

En Puerto Octay también han visto como el agua del lago ha ido retrocediendo. El alcalde, Carlos Mancilla, señala que hay estudios que indican que las aguas no están logrando cumplir con el ciclo de flujo en forma natural y normal, “lo que por cierto podría traer contaminación al mismo lago, y perjudicar las labores agrícolas de la temporada primavera verano”.

lagollanquihue-interior

Jorge Weil, presidente de la Junta de Vecinos de Frutillar y académico de la U. de Los Lagos, explica que los niveles de deshielo de los volcanes cuyas aguas llegan a los lagos son poco incidentes. “Aquí simplemente no hay un gran afluente que lo nutra y regule, por tanto el lago Llanquihue requiere que primero llueva para que sean penetradas las capas de la tierra y, posteriormente, estas aguas lleguen por las vertientes hacia el lago”.

Otro punto turístico que también se ha visto afectado son los Saltos del Petrohué, río abajo del Lago Todos Los Santos, cuyo nivel de caudal y ha caído drásticamente. Lo mismo ocurre con los niveles de otros lagos de la zona, como el Chapo, y los ríos Puelo y Futaleufú, en la provincia de Palena, cuyos afluentes que alimentan este río, están quedando secos. Lo mismo ocurre con el lago Yelcho (Palena), donde el vecino Fernando Huenupán, quien reside a orillas de este lago, advierte que “ahora el Yelcho tiene islas que antes no tenía”.

Expertos: arribo de La Niña podría traer lluvias a la zona

Contrario a El Niño, este fenómeno revertiría la situación hacia la primavera y verano.
Por Ximena Bertin

La retirada del fenómeno de El Niño y la llegada paulatina del fenómeno de La Niña podría cambiar las condiciones climáticas en el sur del país hacia la primavera y verano, y revertir en parte los déficit de agua acumulados.

Hoy en Coyhaique han caído 107 mm, cuando lo normal a la fecha son 643 mm. “Ahora estamos en condiciones de La Niña, que se va seguir incrementando durante el resto del año. Es en cierta manera una buena noticia para el sur, porque les va a tocar un verano con este fenómeno, que no es particularmente seco en el sur”, explicó René Garreaud, subdirector del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia de la U. de Chile, y experto en cambio climático.

Agrega que esta sequía corresponde a una disminución paulatina de las precipitaciones en el sur en los últimos 40 años, a lo que se sumó el fenómeno puntual de un “Niño Godzilla”, muy severo, que trajo agua en la zona central y sequía en el sur. “Cuando tenemos un Niño así, se instala un anticiclón de dimensiones importante en el sur austral que bloquea el paso de los frentes provocando esta sequías. El Niño trae lluvias, pero también sequías muy importantes, como en La Patagonia”, precisa Fernando Santibáñez, bioclimatólogo y director del Centro de Agricultura y Medio Ambiente (Agrimed). El experto señaló que el anticiclón debiera debilitarse durante el segundo semestre del año y empezar a permitir la entrada de frentes en la zona austral.

Leer en La Tercera