Líderes mundiales buscan acuerdo global por el cambio climático en París

    669

    París, 30 de noviembre.- Con la presencia de 150 jefes de estado, este lunes se dio inicio en la capital francesa a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP21, instancia que pretende lograr un acuerdo para la reducción de emisiones gases de efecto invernadero con el objeto de limitar en 2ºC el aumento de temperatura del planeta.

    Christiana Figueres, Secretaria Ejecutiva de la Convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC), se dirigió a los negociadores y líderes presentes: «Ustedes tienen la responsabilidad de finalizar un acuerdo que permita el logro de las metas de cada país, que otorgue el apoyo necesario a los países en desarrollo y que– la creciente ambición y una acción de todos».

    «Estamos aquí para escribir el guión de un futuro mejor para el planeta, un nuevo futuro de esperanza, seguridad y dignidad para todos», manifestó el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon. «La ciencia es clara: incluso un aumento de 2 ºC tendrá serias consecuencias para el abastecimiento de alimentos y agua, la, estabilidad económica y la paz internacional. Por eso necesitamos llegar a un acuerdo universal y significativo».

    Uno de los discursos más esperados de la jornada fue el de Barack Obama, quien asumió la importante cuota de responsabilidad que le cabe a las potencias mundiales en la aceleración del calentamiento global. «He venido a París como líder de la economía más grande del mundo y el segundo mayor emisor para decir que Estados Unidos no sólo reconoce su rol en el cambio climático, sino que también trabaja haciendo algo al respecto».

    Obama también se refirió a los múltiples dimensiones de un problema que ha dejado de ser una cuestión meramente ambiental. «En todo el planeta vemos ciudades abandonadas, cultivos que no crecen, conflictos políticos y sociales, y personas desesperadas buscando refugio en países que no son los suyos».

    Por su parte, la Presidenta Michelle Bachelet, la presentación de la Contribución Nacional Tentativa (INDC) en la cual Chile se compromete a bajar en 30% sus emisiones de gases de efecto invernadero hacia 2030 (asociado al crecimiento económico) y en un 45% si se obtiene ayuda internacional. «Aun cuando tenemos niveles marginales de emisiones, hemos reafirmado nuestra voluntad de avanzar hacia una solución global. Buscamos desacoplar nuestro crecimiento económico del aumento de emisiones, priorizando las condiciones de vida de los más vulnerables», expresó.

    De hecho, la mandataria chilena hizo énfasis en una demanda creciente de la sociedad civil. «En la búsqueda de la justicia climática debemos considerar con fuerza la inclusión de la dimensión de género puesto que las mujeres son víctimas, pero también pueden ser muy importantes para resolver los problemas que nos plantea el cambio climático».

    Maisa Rojas, Directora del Núcleo Milenio de Paleoclima e Investigadora del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 fue una de las pocas representantes de la comunidad científica nacional presentes en la inauguración de la COP21. «El discurso de Michelle Bachelet fue el único donde se mencionó el tema de género como parte del cambio climático, y donde también se le dio otra mirada, enfocándose más en la oportunidad que tienen las mujeres de integrar procesos que nos lleven a otro tipo de soluciones», comentó.

    «Infiero de las palabras de la Presidenta un cambio de paradigma que se hace necesario para abordar el cambio climático», dijo Laura Gallardo, Directora del Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2, luego de la participación de Bachelet en el primer día de la conferencia.

    Respecto a las intervenciones de los líderes mundiales, Gallardo destacó las metas ambiciosas propuestas por varios jefes de Estado que «llaman a limitar el calentamiento del planeta a 1,5 ºC porque si se llega a los 2 ºC los países insulares se ven expuestos a un riesgo demasiado alto. Después del umbral de los 2 ºC todos los impactos son inmanejables», sentenció.

    La COP21 se extenderá hasta el viernes 11 de diciembre en el centro de convenciones París Le Bourget de la capital francesa, donde se espera la firma de un acuerdo vinculante a nivel mundial para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.