Maisa Rojas y los avances en la COP: “A esta velocidad no vamos a llegar con la respuesta necesaria” (La Tercera)

    165

    Cree que la COP generó un trabajo de la ciencia en Chile que marca un “antes y un después” y valora cómo el mundo se moviliza por el cambio climático, pero está decepcionada de ver cómo el multilateralismo no responde a la urgencia climática que otros actores sí están respondiendo.

    Por Francisco Parra

    -¿Cuál es su percepción de lo logrado hasta el momento y cómo cree que podremos evaluar esta Cumbre?

    Es súper difícil la pregunta, porque te habrás dado cuenta que acá ocurren una cantidad de cosas al mismo tiempo que depende de donde estés parado, en que hall te quedes, la evaluación que tienes. Es muy difícil hacer la evaluación general ahora. Y es recién primera semana, en la lógica de las cosas que ocurren acá, lamentablemente se deja para el final lo más difícil. Así que no sabremos hasta el sábado en la mañana si se logró lo mínimo que había que lograr. Aún así, entiendo que, además de la crisis climática y social, también hay una crisis en el multilateralismo, en sentido que a esta velocidad y con esta metodología, no vamos a llegar con la respuesta necesaria. Lo que si ocurre, y si es positivo, es que hay que movilizar por otros lados. Me da la impresión de que por ahí hay harto más que esperar.

    ¿A quiénes se refiere?

    A los movimientos en la calle, al trabajo realizado por Gonzalo Muñoz, el High Level Champion, que ha hecho gran labor en movilizar a los actores no estatales, ciudades, regiones, sociedad civil, todo lo fuera a lo oficial. Eso ha sido bonito, ver a alguien con una chapita con la bandera de Estados Unidos que dice ‘estamos adentro’, ‘we are still in’. Y bien, el presidente se quiere salir del Acuerdo de París, pero los estados se comprometen a seguir, y lo mismo está pasando en México, en Brasil. Eso dice que a través de nuevas maneras de pensar, lo que va en línea también lo que ocurrió en Chile, quine imaginaba lo que iba a pasar. El ser humano tiene una gran capacidad de inventar cosas nuevas. Eso me da esperanza.

    Entiendo de eso que dice que son los Estados los que no están dando el ancho…

    La lógica de la negociación es dejarlo hasta al final, no solo esta semana, sino dejarla todo para el próximo año, 2020. Siempre supimos que esta era una presidencia importante para movilizar, crear momentum para próxima COP, y ese es el trabajo. Eso no se va a ver escrito en documentos. El miércoles es el Día de la Ambición y habrá harto movimiento. Ahí le tomaremos el pulso a esa agenda paralela.

    -Chile sostuvo todo el año el discurso de escuchar a la ciencia. ¿Le ha parecido suficiente lo que se ha hecho acá en ese sentido?

    Sí, de todas maneras. Y lo notamos cuando estuvo el ministro, realmente se habló en todos lados. A nivel internacional, es difícil la evaluación, veremos cuántos de los temas quedan en el texto final, pero todo lo que ocurrió en Chile en este año fue sumamente bueno.

    -¿Las mesas científicas?

    Sí, marcan un antes y un después, que todavía tenemos que decantar y reflexionar. Pero en ese lado, me quedo tranquila, los aprendizajes fueron hartos y positivos. La vinculación que logramos con el ministerio de Ciencia fue super positiva.

    -Mirando el plano internacional, ya está el primer borrador de conclusiones de Presidencia y pide a los países reconocer “la mejor ciencia posible”. Al final, eso es algo que se repite año a año, ¿o no?

    La evidencia de la ciencia es clarísima hace mucho tiempo. La historia lamentablemente en ese sentido es que los países no han querido tomar las decisiones para enfrentar el cambio climático de manera decidida. Es así no más. Con ciencia o sin ciencia, no han querido, esto no tiene nada que ver con la ciencia. Son otros intereses los que pesan acá. A veces se dice lo de las brechas de conocimiento para tomar acciones, pero son excusas.

    -¿Y cómo es para usted, como autora del IPCC, ver lo que se discutió este fin de semana, cuando el debate era sobre si “tomar nota” o “tomar nota con preocupación” de los tres informes publicados este último año?

    Sinceramente, terrible. Estaba en la sala en ese momento. Se estaba decidiendo la manera de agradecer el IPCC y me dieron ganas de llorar. La verdad. La discusión era esa, del “noted with concern” o solo “noted”. Y yo decía: ¿cómo? ¿Cómo no estar preocupados? Yo estoy súper preocupada de lo que está pasando. Tienen una desconexión tan grande, la gente lo que es capaz de decir allá adentro. Algunos delegados son científicos y están simplemente haciendo su pega. No tienen más que hacer, todo el rato tienen que confirmar si pueden aceptar tal lenguaje. Es terrible. Y yo por eso prefiero quedarme con todo lo que ocurre allá afuera, que es una avalancha de buenas noticias. Y que si bien no están ocurriendo las cosas que necesitamos a la velocidad que debiera, a estas alturas es mejor concentrarse en movilizar el mundo desde afuera que desde acá adentro.

    -El lunes se dieron algunos temas directamente relacionados a la ciencia, como los tiempos para la NDC o la transparencia de la NDC. Y se decidió postergar las decisiones para el próximo año…

    Sí, como si tuviésemos tiempo. Pero por eso te digo, es super deprimente ver cómo funciona el multilateralismo. Y yo lo he dicho siempre, es mejor quedarse afuera, ver cómo el mundo cambia y se moviliza ahí. El tema es cómo todo lo que ocurre afuera se involucra con la Convención.

    -Los actores fuera de los Estados..

    Sí, por eso la labor del Champion, que tuvo gran labor en movilizar a esos actores. Y es crucial por dos temas super específicos: Más de la mitad de la población, un 80% en América Latina, vive en ciudades. Un 70% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero vienen de las ciudades. El cambio climático lo vamos a resolver desde las ciudades, con las regiones, los municipios. Ellos tienen que implementar las acciones, y si lo logramos, será más rápido que tratar de poner de acuerdo a los países.

    Leer en La Tercera.