Mientras en el sur llueve cada vez menos, en el norte las precipitaciones aumentan (El Mercurio)

    547

    El déficit de lluvia en la última década llega hasta 60% en localidades como Chillán, Osorno y Puerto Montt, lo que afecta la seguridad hídrica, advierten en Fundación Chile. Al contrario, las lluvias con aluviones se han vuelto más recurrentes en Antofagasta y Copiapó.

    Por Richard García

    Si bien el país ha vivido condiciones de escasez histórica de agua desde la Región Metropolitana hacia el norte, en los últimos años esa escasez se está generalizando hacia el sur.

    Así lo revela una investigación realizada por el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 en el marco del estudio Escenarios Hídricos 2030, de Fundación Chile.

    Es así como ciudades como Chillán, Valdivia, Osorno y Puerto Montt registran déficit de precipitaciones de entre 50% y 60% respecto de hace poco más de una década.

    A primera vista, Chile es un país privilegiado ya que la escorrentía media en el país -o sea, el agua de lluvia que discurre por la superficie- es casi ocho veces más alta al promedio mundial y 25 veces superior al valor considerado como umbral para el desarrollo sustentable a nivel mundial. «El problema -dice el ingeniero y economista Patricio Meller, presidente de Fundación Chile- es que el país muestra una heterogeneidad en la distribución de recursos hídricos que lo sitúa en un escenario complejo frente al cambio climático».

    Y mientras en el sur el agua escasea, en el norte se producen cada vez con más frecuencia -especialmente en verano- lluvias en la zona interior, que bajan transformadas en aluviones. Es un recurso que hoy se pierde, pero que podría ser acopiado para momentos de escasez, opina Meller.

    «No hemos tenido claridad para empezar a mirar el tema del agua en toda su complejidad, nos concentramos en el Código del Agua, pero eso no es ni siquiera la punta del iceberg», agrega.

    Si bien la Fundación Chile es más conocida por el fomento de nuevos negocios, hoy se ha embarcado en una cruzada por crear una conciencia nacional frente al tema de la seguridad hídrica y los problemas que el país ya enfrenta en este contexto.

    Gestión y soluciones

    Como parte de ese objetivo y en el marco de las celebraciones por el Día Mundial del Agua, que se conmemora hoy, Meller presentará en el GAM el libro «Desafíos del Agua para la Región Latinoamericana», que recoge distintas experiencias tanto a nivel regional como local, que apuntan a mejorar el conocimiento, la gestión y soluciones concretas frente a la escasez del recurso.

    Meller reconoce que a nivel nacional hay distintas iniciativas en marcha, pero falta una mirada integrada al problema que aborde especialmente temas como un uso eficiente en la industria, la minería y, especialmente, la agricultura. El grueso del consumo hídrico en el mundo (70%) se lo lleva este sector. Incluso en Chile supera la media mundial, con un 79%.

    Según los estudios realizados por Fundación Chile, existe un importante problema de ineficiencia en el uso del agua. «Hay productores que usan el doble que su vecino para producir la misma tonelada de fruta o trigo», dice Meller. Para el economista, se debería premiar a los más eficientes con una especie de sello de calidad.

    Leer en El Mercurio