¿Por qué el planeta está furioso? (La Tercera)

905

(La Tercera, 28 de mayo) Tornados en México, inundaciones en EE.UU., y una ola de calor en India, son parte de los últimos episodios naturales que han impactado al mundo.

Por Carlos González Isla

Las lluvias que se registran desde el fin de semana en Texas, EE.UU., han golpeado con fuerza a sus 46 condados -declarados zonas de desastre- dejando hasta ahora un saldo de 17 muertos. A las imágenes de las carreteras bajo el agua, ayer se sumaron las de una presa a punto de colapsar en Dallas. Los temporales también han afectado al vecino Estado de Oklahoma.

Pero éste no es el único fenómeno climático extremo que se ha registrado en el planeta los últimos días. El lunes, en México, un tornado, devastó a la Ciudad de Acuña. En pocos segundos se registraron vientos de hasta 300 kilómetros por hora, los que dejaron como saldo 14 fallecidos, 300 heridos, y 750 viviendas afectadas.

Si bien ambos hechos son graves, en India la situación es mucho más compleja. Una ola de calor, en la que se han registrado temperaturas de hasta 47 grados, se ha extendido por más 10 días. En total, van 1.200 muertos en el norte y sudeste del país. Mayo y junio son los meses más calurosos en India, pero los meteorólogos dicen que el número de días con temperaturas cercanas a los 45 grados se incrementó en los últimos 15 años.

¿Qué es lo que está pasando? Nicolás Huneeus, experto del Centro del Clima y la Resiliencia CR2, explica que como resultado del calentamiento global los eventos extremos como lluvias y olas de calor van a aumentar, tal como indican las últimas proyecciones del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) de la ONU. Sin embargo, aclara que no todos se pueden atribuir al cambio climático porque hay fenómenos que son propios de la variabilidad natural del planeta.

En abril, Erich Fischer, investigador del Instituto Federal Suizo de Tecnología de Zurich, señaló que el calentamiento global no provoca un fenómeno meteorológico en particular, pero a su juicio claramente un ambiente más cálido y húmedo favorece eventos más extremos.

Fischer es el autor principal de un artículo publicado en la revista Nature Climate Changedonde advierte que el cambio climático provocado por el hombre, influye en el 75% de los extremos de calor diarios y el 18% de los eventos de lluvias.