Segunda conferencia de innovación verde gira en torno a energía y medio ambiente (Pulso)

374

Expositores enfatizaron en la escasez de agua, la crisis energética, la seguridad alimentaria y la reducción de residuos como uno de los principales desafíos para la investigación.

Por Efraín Moraga – Imágenes (CR)2

Nuevas técnicas y políticas para combatir la escasez de agua, generación de energías limpias y cuidado del medio ambiente, fueron los temas principales de la “Segunda conferencia de innovación verde”, realizada el viernes pasado en la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Desarrollo (UDD).

Los expertos presentes, valoraron la oportunidad para debatir los principales temas en materia medioambiental y destacaron el rol que ha cumplido la entrada de las energías limpias en la ciudad. “Este es el panorama de lo que está ocurriendo en Chile, en términos de cambio climático y eso nos permite entender cuáles son los desafíos que va a tener la industria a nivel nacional en los próximos años”, destacó Alex Godoy, director del Centro de Investigación en Sustentabilidad y Gestión Estratégica de Recursos de la UDD (CiSGER) y uno de los organizadores de este evento.

La conferencia estuvo marcada por la presencia de connotados expositores, como Diego Rivera, investigador principal del Clúster Demanda del Centro de Recursos Hídricos para la Agricultura y Minería (CRHIAM), quien destacó la importancia del aprovechamiento del recurso en los procesos agrícolas.

Del mismo modo, también estuvo presente Mike Zorn, profesor del Departamento de Ciencias Naturales y Aplicadas de la Universidad de Wisconsin (UW-Green), quien habló sobre el rol que cumple la generación energética y la utilización por parte de la industria agropecuaria del recurso hídrico en los altos niveles de contaminación de los ríos y lagos de diferentes zonas de Estados Unidos, lo que provoca que disminuya la cantidad de recurso disponible para ser potabilizado.

“Conocer experiencias que no sean iguales a la chilenas y que se resuelven de forma totalmente distinta, permite comprender que al final el tema no es muy distinto a lo que ocurre en Estados Unidos o lo que pasa en Europa. Es algo que también se ve afuera y ayuda a entender que la solución no es una, sino que son variadas”, dice Godoy.

Por su parte, Maisa Rojas, científica del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile, investigadora del (CR)2 y doctora en Física de la Atmósfera de la Universidad de Oxford, Inglaterra, realizó una presentación que estuvo cargada de datos que apuntan hacia la imbatibilidad del cambio climático, sobre todo de sus consecuencias a mediano y largo plazo.

La especialista hizo un llamado a seguir fomentando el uso de energías renovables. “A Chile se le está abriendo una tremenda oportunidad, y la está tomando, con las energías renovables no convencionales. Hemos visto que la matriz energética se está transformando a renovable de una manera mucho más rápido de lo que todos pensábamos y eso es una excelente noticia porque nos permite diversificarnos, hacernos más independientes energéticamente, además de cumplir con los acuerdos internacionales para reducir nuestras emisiones”, señala Rojas.

El problema de las ciudades chilenas

Los expertos que estuvieron presentes en la “Segunda conferencia de innovación verde” de la Universidad del Desarrollo (UDD), destacaron que uno de los problemas medioambientales más importantes por los que atraviesan las ciudades chilenas es la contaminación no asociada al cambio climático. “Abordar este tema tiene beneficios en reducción de gases de efecto invernadero y otros en salud, por lo que debería ser una prioridad”, destacó Maisa Rojas, académica del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile.

Del mismo modo, Rojas destacó que también hace falta que el sector público se prepare de manera adecuada para enfrentar los problemas que se generan a raíz de la sequía que se ha manifestado en la zona central del país.

“Hay que prepararse. Tenemos buenos ejemplos, como lo que se ha hecho en el Norte Chico para aprovechar el agua. Ese es un lugar que está mucho más acostumbrado a cuidar los recursos hídricos”, explicó la académica.

Leer en Pulso.