Verano 2018 anota nivel extremo de radiación UV y aumenta de la mano con el cáncer de piel (Radio Biobío)

35

Por Jonathan Flores y Monserrat Valenzuela

La radiación ultravioleta registrada este verano anotó niveles “Extremos” en casi todas las regiones entre Arica y el Bío Bío, incluyendo Isla de Pascua y Juan Fernández. En tanto, desde La Araucanía a Magallanes alcanzó niveles “Muy Altos”, según mediciones de la Dirección Meteorológica de Chile.

Según Roberto Rondanelli, académico del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile, esta situación se ha visto agravada por los agujeros de la capa de ozono que dejan casi sin protección de los rayos UV al hemisferio sur y particulamente a Chile, situación que podría revertirse recién en los próximos 50 años.

Pero mientras la capa de ozono se recupera del daño ocasionado por el hombre, aumentan los casos de cáncer a la piel. En los últimos diez años, la tasa de cáncer subió de 20 a 25 casos por cada millón de habitantes y el de piel es la tercera causa de muerte entre todos ellos.

Dichas tasas coinciden con la zonas donde se registran los mayores niveles de radiación: Arica y Parinacota, Atacama, Antofagasta, La Serena, Los Lagos y Aysén.

Rosemary Soto, integrante de la Sociedad Chilena de Dermatología (Sochiderm), afirmó que tras la temporada de verano aumentan las consultas por lunares o manchas en la piel, sobre todo a raíz de la exposición al sol de las vacaciones. Los más temidos son los melanomas, los mismos que causaron el fallecimiento el año pasado del expreparador físico de la Selección Chilena de Fútbol, Luis María Bonini.

Los síntomas ante los que se debe consultar a un médico, los explicó Daniella Saavedra, dermatóloga de Clínica Dávila.

Los expertos coinciden en que se debe mantener la protección de la piel con factor solar durante todo el año, aún cuando los días estén nublados.

En Santiago, la contaminación ambiental también incide en que la radiación ultravioleta tenga un mayor impacto y acumulación en la piel.

Leer en Radio Biobío