La expansión urbana en el centro y sur de Chile

A nivel mundial la urbanización constituye un importante motor de crecimiento y de cambio global (Zhu et al, 2012 y sus referencias) y así también, el caso de los centros urbanos en Chile y otros lugares de Sudamérica (Gallardo et al, 2012). Así también, los centros urbanos afectan el clima regional de distintas maneras:

Las urbes perturban el flujo atmosférico alterando de manera significativa la energía superficial y el equilibrio de humedad (Hidalgo et al, 2008).

Las grandes ciudades concentran porcentajes altos de población, por ende las necesidades de consumo de transporte, energía y bienes, etc. dando lugar a grandes emisiones de trazas climáticamente activas. Estas emisiones afectan el balance de radiación de manera directa o indirecta, regional y mundial (por ejemplo, Butler y Lawrence, 2009).

Los impactos climáticos de las ciudades del centro y sur de Chile se ven reforzados por la proximidad de las zonas de surgencia costera que permiten cambios en propiedades de las nubes, los procesos biogeoquímicos en el océano superficial y la capacidad oxidativa atmosférica

Por otra parte, se prevé que la sequía en la zona central pueda generar un desplazamiento hacia el sur del país, tanto de las principales actividades agrícolas, como de la población, incrementando así las presiones derivadas del uso del territorio en el sur de Chile.

Ahora bien, es importante señalar que los grandes centros urbanos pueden ofrecer medios eficaces para mitigar el cambio climático (por ejemplo, Parrish y Zhu, 2009).

Por lo tanto, el enfoque global de nuestra propuesta con el trabajo del (CR)2 es diseñar medidas eficaces para controlar simultáneamente la contaminación del aire (foto-oxidantes, partículas, etc) y para reducir los promotores del cambio climático (GEI, aerosoles) Todas las áreas de investigación convocadas en esta propuesta concurren a este fin.

  • Dimensión humana aborda cuáles son los cambios necesarios en nuestra institucionalidad legal con el fin de proporcionar un marco político coherente y común para la calidad del aire y el cambio climático (por ejemplo, Bond, 2007; Arneth et al, 2009). También, examina posibles escenarios socioeconómicos requeridos para la construcción de escenarios de emisiones urbanos e industriales. El área también realiza contribuciones como el mapeo de instituciones formales e informales para mejorar el diseño y con ello evitar los errores de implementación culturales y sociales.
  • Biogeoquímica, servicios ecosistémicos y modelación y sistemas de observación proporcionan entendimiento, modelos y observaciones para dar cuenta de las emisiones y la remoción de trazas climáticamente activas, así como el modo en que interactúan con la radiación y las nubes en ecosistemas terrestres y acuáticos que rodean a las urbes. Las áreas de Dinámicas del Clima y Modelación y Sistemas de Observación contribuyen con la construcción de escenarios de cambio climático y la modelación de estos fenómenos y su variación en el tiempo. Todo lo anterior, permite explorar la manera en que se afecta a la salud de las personas, por ejemplo en la contaminación del aire en un clima cambiante (Romero-Lankao et al, 2012). Esta temática constituye un punto de mucho interés para el trabajo del área de Dimensión Humana.
  • Bajo las líneas de trabajo de biogeoquímica, servicios ecosistémicos y dinámica del clima se examina en qué medida los cambios en el la surgencia costera puede alterar la producción y la pesca pelágica. Del mismo modo, se analiza cómo las alteraciones asociadas a los cambios en el uso de suelo pueden afectar a las especies formadoras de hábitat, o tener influencia en las enfermedades de peces y en general en las dinámicas de redes tróficas.