Análisis: ¿Terminó la megasequía? Aún no, pero escapamos de la sequía extrema | (CR)2

1349

Por: Rene Garreaud. Edición: Nicole Tondreau
28 de julio 2020

Estamos por comenzar el último mes de invierno en Chile central, el cual a muchos nos ha parecido particularmente «invernal», con bajas temperaturas, varios eventos de precipitación moderados y algunos intensos. Entonces, ¿terminó la megasequía? Lamentablemente, aún no. El mapa central en la figura 1 muestra el déficit de precipitación acumulado desde inicios del presente año hasta el 28 de julio en varias ciudades a lo largo de Chile central. La mayoría presenta un déficit entre el 20 y 30%, excepto Concepción que está casi normal y Curicó con -15%. Se está cumpliendo así el pronóstico de la Dirección Meteorológica de Chile y otros centros de análisis, de una condición bajo el promedio y una continuidad de la megasequía, aunque habrá que esperar agosto y la primavera para ver en que condición pluviométrica termina el año.

La buena noticia es que ya nos alejamos sustancialmente de la condición de extrema sequía que tuvimos en 2019 (y previamente en 1924, 1968 y 1998). En la zona centro-norte, a igual fecha del año pasado, los déficits estaban por encima del 70% (mapa de la izquierda) y terminamos el año cercano al 80%. Por ejemplo, en Santiago se han acumulado 180 mm, un 22% menos que el promedio para fines de julio (231 mm), pero tres veces más de lo que teníamos en la misma fecha de 2019. Desde Chillán a Temuco la condición es más bien similar entre ambos años.

Aunque todavía por debajo del promedio histórico, la mayor acumulación de precipitación este invierno ha producido una extensa cobertura nival sobre la cordillera de los Andes –sugiriendo una mejor provisión de agua el verano próximo- y un mayor vigor de la vegetación (medido desde satélite por el NDVI) en la zona costera del norte de la región de Valparaiso y la región de Coquimbo. Por otro lado, no todas las reservas de agua se han recuperada: basta ver como la laguna de Aculeo permanece seca hasta la actualidad (imagen a la derecha).

Figura 1.