Investigadores (CR)2 son destacados en ranking internacional

711

Elaborado por la revista PLOS-Biology, destacó a un total de 160 mil científicos y científicas provenientes de todo el mundo y de diversas áreas científicas por sus logros relacionados a cantidad de papers publicados y de citaciones, entre otros.

Por Michelle Ferrer Solar

Buscando relevar los avances científicos de todo el mundo, es que la revista científica PLOS-Biology publicó el artículo “A standardized citation metrics author database annotated for scientific field”, donde se analizó la producción científica de más de 6 millones de investigadores e investigadoras de diversas disciplinas a nivel mundial. De ese total, los 160.000 mejores fueron seleccionados y ordenados por productividad desde el inicio de su carrera hasta 2019.

Según sus temas de investigación, René Garreaud ocupó el puesto 86 a nivel mundial en investigación meteorológica, Antonio Lara ocupó el puesto 272 mundial en investigación forestal, y Patricio Moreno alcanzó el puesto 330 a nivel internacional en investigación paleontológica, dando cuenta del impacto internacional de la investigación disciplinaria liderada por integrantes del (CR)2.

Para conocer más sobre sus percepciones acerca de los resultados, conversamos con cada uno de los investigadores:

René Garreaud

René Garreaud, subdirector del (CR)2 y académico del Departamento de Geofísica FCFM U. de Chile : «Aún hay mucho trabajo por hacer, en especial en ayudar a que emerjan nuevos/as investigadores/as»

¿Cuál es la relevancia de este ranking?

Este ranking proviene de una publicación científica de alto nivel en que los autores tratan de generar una métrica de producción y reconocimiento científico basado en múltiples índices, la mayoría usa un solo indicador, de manera que es bastante «robusto». Identifica de manera bastante clara los científicos que han estado generando conocimiento, plasmado en sus papers, en forma permanente e intensa.

No hay que perder en cuenta, eso sí, que se trata de un ordenamiento basado en la cuantificación de la producción científica, una de las tantas facetas de los científicos. Por ejemplo, la formación de nuevos científicos y aportes muy creativos no se consideran en este ordenamiento.

¿Cuál es tu opinión tras tomar conocimiento sobre tu posición destacada en el ranking?

Uno puede ver el vaso medio vacío o medio lleno. Incluso dentro de Sudamérica hay menos de 10 investigadores en Meteorología y Climatología reconocidos en este ordenamiento, lo cual nos indica que aún hay mucho trabajo por hacer, en especial en ayudar a que emerjan nuevos/as investigadores/as. Por otro lado, indica que con perseverancia y dedicación se puede llegar muy lejos. En mi caso, este proceso ha sido muy apoyado por los colegas del Departamento de Geofísica FCFM U. de Chile y (CR)2, donde ciertamente hacemos investigación de primer nivel en Ciencias de la Atmósfera. Efectivamente, el grupo en su conjunto es muy productivo.

¿De qué manera crees que estos rankings contribuyen a visibilizar la ciencia que está realizando el (CR)2?

El (CR)2 es un centro de excelencia y debemos apuntar a generar las condiciones para que florezcan las mejores ideas científicas en el ámbito del clima y la resiliencia. Estas ideas además tienen un impacto muy directo fuera de la academia, por ejemplo, en el diseño de las políticas públicas. Pero para distinguirnos y hacer un aporte de calidad, insisto que la ciencia debe ser de excelencia. Esa ciencia se refleja en muchas cosas, entre ellas los papers que escribimos son nuestra «tradición escrita» y sujetos a un proceso de revisión por pares. Un número grande de papers quiere decir que estamos muy activos en este frente y de allí la importancia que tres colegas del (CR)2 integren este ranking. Cierto que hay un reconocimiento personal, pero la producción de estos colegas se ha potenciado por el trabajo colaborativo que desarrollamos en el centro.

¿Hacia dónde se debería avanzar para que el desarrollo científico nacional y latinoamericano obtenga una mayor visibilización a nivel mundial?

Como la mayoría de las cosas, el avance en ciencia es 10% inspiración y 90% dedicación. Esto último, y en alguna medida lo primero, requiere de condiciones favorables: recursos técnicos, buen ambiente, etc. La inspiración tampoco viene sola, hay que tener el espacio y estar permanentemente expuestos a nuevas ideas. Por lo que insisto tanto en que nos demos más espacio, dentro y fuera del (CR)2, para escuchar a nuestros colegas y dejarnos encantar. Creo que estamos en el camino correcto y veo la ciencia del (CR)2 creciendo en número y calidad.

Antonio Lara

Antonio Lara, investigador del (CR)2 y académico de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la Universidad Austral de Chile: «Siendo una comunidad científica de menor tamaño y con menos recursos, somos de categoría internacional»

¿Cuál es la relevancia de este ranking?

Es relevante pues identifica y ordena en un ranking relativo a los investigadores que a nivel mundial se han destacado por su desempeño en una de sus tareas principales: comunicar sus hallazgos a la comunidad científica y que dichos hallazgos sean validados y reconocidos.

¿Cuál es tu opinión tras tomar conocimiento sobre tu posición destacada en el ranking?

Que es una muy buena noticia, para cada uno de los/las colegas incluidos, especialmente en el caso de Chile en que los recursos destinados y la comunidad científica es mucho menor que en otros países. Detrás de cada investigador/a que está en el ranking, o que por diferentes razones no está, hay un equipo de trabajo, fondos públicos que han financiado su investigación, una institución que le ha dado el espacio para desarrollarse, y una familia que ha tenido lo bueno y lo malo de tener uno o más científico/as en su seno.

¿De qué manera crees que estos rankings contribuyen a visibilizar la ciencia que está realizando el (CR)2?

Por la satisfacción de quienes están, la difusión y reconocimiento que se haga y que sirva de motivación y para despertar la sana ambición de muchos/as colegas de avanzar en su carrera para estar en este ranking. Muchos/as no están simplemente por ser jóvenes y estar en una etapa temprana de sus carreras, de no olvidar los otros ámbitos de nuestro desempeño (formación de investigadores/as, de profesionales, vinculación con la sociedad apoyo en la formulación de políticas y procesos legislativos).

¿Hacia dónde se debería avanzar para que el desarrollo científico nacional y latinoamericano obtenga una mayor visibilización a nivel mundial?

Haciendo investigación de excelencia y publicarla, participando y organizando congresos, redes de colaboración científica, sociedades científicas internacionales, apoyando y siendo solidarios con nuestros colegas en países de América Latina y el Caribe en condiciones de desventaja para desarrollar la ciencia, mostrando con orgullo que somos un país y una región del mundo (LAC) que, siendo una comunidad científica de menor tamaño y con menos recursos, somos de categoría internacional.

Patricio Moreno

Patricio Moreno, investigador del (CR)2 y director del Núcleo Milenio Paleoclima: «Quedan muchos desafíos por delante en cuanto a la inserción de los científicos que estamos formando y la adquisición de capacidades analíticas de nivel internacional»

¿Cuál es la relevancia de este ranking?

El artículo de Ioannidis y colaboradores recientemente publicado en PLOS One midió y analizó la productividad de millones de científicos a nivel global y el impacto de esa productividad en sus respectivos ámbitos. Esta cuantificación se hizo a partir de la base de datos bibliométricos Scopus que incluye publicaciones en cierto tipo de revistas internacionales ¿Qué importancia tiene este análisis? Pienso que permite examinar el desempeño de instituciones, programas de financiamiento, científicos y ámbitos científicos considerados de alto impacto a nivel internacional. Claramente hay ámbitos de importancia fundamental para la sociedad en los que hay muchos investigadores que hacen muy buena ciencia básica y aplicada. Este tipo de análisis debería ser capaz de detectar esas cualidades, en particular programas científicos estratégicos y centros de excelencia que aspiran a ser de nivel internacional, en los cuales la sociedad ha invertido una cantidad importante de recursos.

¿Cuál es tu opinión tras tomar conocimiento sobre tu posición destacada en el ranking?

Mi primera impresión fue de sorpresa y luego de satisfacción. Hay mucho talento científico a nivel nacional e internacional y, en particular en el ámbito en el que me desempeño, hay muy pocos especialistas a nivel nacional quienes trabajamos con limitaciones analíticas y de infraestructura importantes. Soy consciente que la labor que hemos logrado desarrollar durante los últimos años se ha beneficiado muchísimo de instrumentos de financiación fiscal como son los proyectos Fondecyt, Iniciativa Científica Milenio y Fondap. No obstante, quedan muchos desafíos por delante en cuanto a la inserción de los científicos que estamos formando y la adquisición de capacidades analíticas de nivel internacional.

¿De qué manera crees que estos rankings contribuyen a visibilizar la ciencia que está realizando el (CR)2?

El (CR)2 figura en este ranking con tres científicos quienes dirigen líneas de investigación reconocidas a nivel nacional e internacional. Para mí es un privilegio y honor figurar juntos a ellos. Las investigaciones llevadas a cabo por cada de uno de ellos involucran a estudiantes y postdoctorantes quienes han aportado en la producción científica que ha sido destacada en el ranking de Ioannidis y colaboradores. Me gustaría que la figuración en este ranking actúe como polo de atracción de jóvenes en etapa de formación y que ellos mismos sean los investigadores reconocidos y destacados a futuro. Asimismo, pienso que el Estado debiera reconocer esas fortalezas y apoyar su desarrollo futuro con programas o instrumentos de mediano a largo plazo.

¿Hacia dónde se debería avanzar para que el desarrollo científico nacional y latinoamericano obtenga una mayor visibilización a nivel mundial?

La atención amplia que pueden suscitar los trabajos que publicamos los científicos muchas veces tiene relación con la pregunta científica que motiva nuestros estudios, esta puede ser de carácter local, unidisciplinario o más amplia y universal. En mi opinión la aproximación interdisciplinaria es clave para poder abordar problemáticas científicas de complejidad e importancia internacional. Esta aproximación es capaz de generar productos que atraen la atención de científicos en diversas disciplinas, generando múltiples papers altamente citados, y son capaces de aportar ideas o inspiración para la solución de problemas de carácter continental y potencialmente global.