Carta de científicos climáticos a la COP26 llama al reconocimiento total de la ciencia y a una mayor ambición (El Mostrador)

51

Maisa Rojas, Paulina Aldunce y Laura Gallardo, académicas de la Universidad de Chile e investigadoras del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2, fueron parte del grupo de investigadores de 43 países que firmaron esta misiva. En ella, los especialistas en ciencia del clima señalan la necesidad de que el texto final de esta COP26 incorpore los riesgos que plantea un mundo en constante calentamiento, así como la urgencia y las oportunidades para la mitigación y la adaptación. «Hay tantas similitudes entre el cambio climático y la pandemia global: cuán interconectados estamos, el valor de la ciencia y la cooperación, la necesidad de sociedades resilientes, entendida como la capacidad para hacer frente a las conmociones y las crisis. Aprendamos de la pandemia y mostremos la misma determinación para abordar la crisis climática», señala Maisa Rojas.

Un grupo internacional de científicos climáticos llamó a las partes involucradas en las negociaciones de la COP26 a reconocer plenamente la evaluación científica más reciente y completa sobre cambio climático, incluida en el Sexto Informe de Evaluación (AR6) del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) dado a conocer este año.

«Nosotros, los científicos climáticos, enfatizamos que son necesarias acciones inmediatas, fuertes, rápidas, sostenidas y a gran escala para mantener el calentamiento global muy por debajo de 2° C y realizar esfuerzos para limitarlo a 1,5° C, y así limitar el riesgo futuro y las necesidades de adaptación durante las próximas décadas a siglos», señala la carta firmada por especialistas de 43 países.

En esta línea, destacan que «el Informe sobre el clima muestra de manera inequívoca el alcance del cambio climático inducido por el hombre. Casi la mitad del dióxido de carbono acumulado hasta ahora en la atmósfera se ha emitido en los últimos 30 años. Las concentraciones de gases de efecto invernadero se encuentran en los niveles más altos en la historia de la humanidad, lo que lleva a tasas de calentamiento sin precedentes en más de 2.000 años».

Firmantes

La misiva, suscrita por las académicas de la Universidad de Chile e investigadoras del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2, Maisa Rojas, Paulina Aldunce y Laura Gallardo, plantea la necesidad de mayores y más rápidas reducciones de emisiones de aquí al 2030.

La principal razón, afirman, es que de continuar por el camino de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) actuales, el presupuesto de carbono restante para limitar el calentamiento a 1,5° C (cuantificado por el AR6) se agotará pronto.

«Dadas las emisiones anuales actuales de aprox. 40GtCO2 / año, estos presupuestos restantes se agotarían en aprox. 2027 a 2033 en ausencia de marcadas disminuciones en las emisiones. Esto destaca la urgencia de reducciones inmediatas de las emisiones de CO2 para lograr tanto el objetivo de temperatura del acuerdo de París como para contribuir también a una mayor resiliencia climática», indican los firmantes de esta carta.

Por esta razón, los científicos remarcan la necesidad de que el texto final de esta COP26 incorpore los riesgos que plantea un mundo en constante calentamiento, así como la urgencia y las oportunidades para la mitigación y la adaptación.

«Miles de científicos de todo el mundo han trabajado durante varios años para ofrecer la base de pruebas que sustenta el Informe sobre el clima, que se ha sometido a revisiones de expertos y gobiernos de todo el mundo. Ahora tenemos la evaluación más completa y sólida hasta la fecha de cómo ha cambiado el clima en el pasado y cómo puede cambiar en el futuro, dependiendo de las decisiones y acciones que se tomen hoy», sostienen.

Maisa Rojas, directora del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2, es una de las firmantes de la misiva.

«Hay tantas similitudes entre el cambio climático y la pandemia global: cuán interconectados estamos, el valor de la ciencia y la cooperación, la necesidad de sociedades resilientes, entendida como la capacidad para hacer frente a las conmociones y las crisis. Aprendamos de la pandemia y mostremos la misma determinación para abordar la crisis climática», señala Maisa Rojas.

Por su parte, Paulina Aldunce de la Universidad de Chile y del (CR)2, señala que el informe del IPCC publicado en agosto «nos da una comprensión más clara sobre el clima pasado, presente y futuro, destacando la urgencia de actuar y planificar ahora para el corto plazo, pero también para el futuro a largo plazo. Abordar las causas del cambio climático a través de la mitigación es clave pero no suficiente si queremos proteger a la sociedad, lo que se necesita es aumentar nuestra ambición de adaptarnos al impacto de un clima cambiante».

Entre los firmantes, se encuentran los autores principales de informes del IPCC, además de Valérie Masson-Delmotte, co-chair del IPCC para el AR6. También son parte de la misiva Susan Solomon y Thomas Stocker, anteriores co-chairs del IPCC, y Jean Jouzel, anterior vice-chair del IPCC.

Leer en El Mostrador.