Expertas en cambio climático trabajaron con la comisión regional que analiza este tema (ITV Patagonia)

    174

    En agosto el mundo se alarmó por el informe del panel intergubernamental de cambio climático que advirtió que el calentamiento del planeta se está acelerando con graves consecuencias para la vida en la tierra. Los efectos esperados para Magallanes son estudiados por la ciencia que ya anticipa cambios en las lluvias.

    “Da la impresión de que va a llover menos en verano y quizás un poco más en invierno, lo que va a producir dos cosas, por un lado, igual riesgo de inundaciones y al mismo tiempo, riesgo de sequía. Estamos hablando de los próximos 20 años, en ese horizonte de tiempo, no es fin de siglo, es bastante cercano”, señaló Maisa Rojas, climatóloga experta en cambio climático.

    Podríamos ver también una baja en la intensidad del viento y  un mayor retroceso de las masas de hielo. Maisa Rojas fue una de las autoras del informe del panel intergubernamental. En Punta Arenas participó en la segunda sesión de la comisión sobre monitoreo y alerta climática del Gobierno Regional donde buscan cómo ayudar desde aquí a bajar la temperatura del planeta.

    “Yo esperaría que Magallanes pase de usar esos combustibles fósiles, a generar su energía con energías renovables”, agregó Rojas.

    En tanto, Pilar Moraga, profesora de Derecho de la Universidad de Chile dijo que “hay ciudades en otras partes del mundo en que se han establecido por ejemplo, lugares de la ciudad a baja velocidad, por otro lado también el tema de ciclovías que se han implementado en otras partes, además de la definición de sectores de riesgo frente a los impactos de cambio climático, en el caso por ejemplo, de canales o ríos que atraviesan las ciudades, también es necesario proteger a la población”.

    Son medidas que las expertas proponen para aportar desde Magallanes, además de normas que a nivel nacional y mundial incentiven conductas y métodos de producción más amigables con el ambiente.

    Revisa la nota en ITV Patagonia.