Finaliza campaña científico-ciudadana para medir calidad del aire en Coyhaique

483

Durante el mes de julio se llevó a cabo la campaña ExCamp 2022 en Coyhaique, que tenía como objetivo medir la calidad del aire con instrumentos especializados y sensores en la ciudad. La iniciativa se realizó con la colaboración del Centro de Investigación en Tecnologías para la Sociedad (C+) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Desarrollo, el Laboratorio Eco Climático del Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP), profesionales de la Universidad Austral, Universidad de Aysén, el Centro de Ciencia del Clima y Resiliencia (CR)2, la Red de Pobreza Energética y el Centro de Ciencias Ambientales y Departamento de Química de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile.

Coyhaique es una de las ciudades donde se registran las concentraciones de Material Particulado Fino (MP2,5) más altas en Chile, lo que provoca grandes riesgos para la salud de la población. Algunos estudios indican que la principal fuente de emisión corresponde a la combustión de leña generada por calefactores o cocinas domiciliarias, por lo que esta campaña estuvo enfocada en conocer la respuesta social frente a un episodio crítico de contaminación y aportar en la búsqueda de soluciones para enfrentar el problema.

En relación con esto, Zoë Fleming, investigadora del laboratorio Envirohealth Dynamics del C+ de Ingeniería UDD y una de las investigadoras a cargo del proyecto, señaló que “queremos saber lo que está pasando, qué nivel de contaminación hay, la diferencia de contaminación entre un día y otro, su composición y de esta manera, ponerlo a disposición de los vecinos de una forma más fácil de entender y así buscar soluciones y políticas públicas para mejorar (…) Es importante además que la campaña se haya realizado con ciudadanos, ya que de esta manera se hacen partícipes de lo que está pasando y ver en tiempo real los números de contaminación”.

Por otra parte, Luis Alberto Gómez, investigador de CIEP, comentó que “buscamos que la gente se logre concientizar, en el fondo si ellos pueden ver los altos índices de contaminación a los que están expuestos, se pueden motivar a cambiar algunos hábitos. También queremos ayudar a que las políticas públicas que se están implementando, como por ejemplo, prohibir el uso de un segundo calefactor a leña, las personas puedan entender por qué se están haciendo ese tipo de acciones y de alguna forma darse cuenta de que son beneficios para mejorar la salud y calidad de vida”.

Respecto a la metodología utilizada en la campaña, se llevaron a cabo diferentes monitoreos con instrumentos de bajo costo en caminatas por la ciudad durante la mañana, medio día y noche, junto con vecinos voluntarios de Coyhaique. Además, se instalaron sensores interiores y exteriores en los domicilios de algunos vecinos, con el objetivo de visualizar los datos en tiempo real, a través de una plataforma web. Por último, se utilizaron filtros para obtener muestras de Material Particulado para poder estudiar la composición de metales y compuestos orgánicos.

Por otra parte, la campaña también contó con un estudio de respuesta social, en donde se realizó una encuesta a la población para conocer su percepción sobre la calidad del aire y de esta manera complementar los datos recabados con los monitoreos. La información sobre las percepciones se levantó a través de entrevistas y encuestas aplicadas antes y después de la campaña.

En relación a esto, Fernando Cayún, vecino de Coyhaique que participó activamente de las caminatas y a quien además se le instaló un sensor interior en su domicilio, sostuvo que “lo bueno de esta campaña y de contar con sensores en las casas, es que se puede ver en tiempo real los resultados que está guardando el instrumento (…) Es súper importante poder llevar la ciencia a la comunidad, ya que se puede obtener información bastante certera y de esta manera, los vecinos podemos trabajar en conjunto, acceder a información de primera fuente y saber y aprender sobre el monitoreo del clima”.

Durante los próximos meses, se revisarán las entrevistas con la ciudadanía, los datos y resultados obtenidos de los monitoreos, caminatas y de los sensores instalados en la ciudad. Además, se terminarán de analizar los filtros que capturaron Material Particulado, para así poder desarrollar y trabajar en posibles soluciones y políticas públicas que puedan mejorar la calidad de vida de las personas en Coyhaique.