Profesor René Garreaud analiza últimas nevadas en la cordillera de Chile central (Noticias FCFM U. de Chile)

    127

    En una nueva colaboración con Earth Observatory de la NASA, el académico del DGF y director del (CR)2 comentó los efectos de la lluvia y la nieve caída a mediados de julio en el norte y centro del país.

    Un análisis de la cantidad de nieve caída como consecuencia de dos eventos climáticos ocurridos a mediados de julio en el norte y centro de Chile realizó el académico del Departamento de Geofísica y director del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia, (CR)2, René Garreaud.

    El aporte del profesor Garreaud fue publicado en la sección, “Imagen del Día”, del sitio web Observatorio de la Tierra (Earth Observatory) de la NASA, con la cual el profesor Garreaud ha colaborado desde mayo de 2019.

    En la publicación titulada “Manto de nieve para Los Andes”, se comenta el aumento en la capa de nieve de la cordillera de Los Andes en el norte y el centro del país, sobre la base de dos imágenes satelitales. En la primera, captada el 7 de julio (a la izquierda), se aprecia una delgada capa de nieve. En la segunda, registrada del 16 de julio (a la derecha), se observa una abundante cantidad de nieve recién caída como consecuencia del paso de dos sistemas meteorológicos ocurridos entre el 9 y el 10 de julio y entre el 14 y el 15 de julio, respectivamente.

    “Hasta hace unos días, el centro norte de Chile vivía uno de sus inviernos más secos”, dijo René Garreaud a Earth Observatory, al referirse a la sequía que afecta al país desde hace más de una década.

    Hasta el 7 de julio último, tal condición quedaba en evidencia en lugares como La Serena y Santiago, con déficits de agua caída de 80% y 70%, respectivamente. Sin embargo, mientras en La Serena el déficit se transformó en superávit de 64%, en Santiago, retrocedió hasta llegar a un 27%, gracias al paso de una serie de ciclones extra tropicales desviados hacia Chile por un patrón atmosférico anticiclónico de bloqueo cerca de la Península Antártica.

    «Estos cambios tan rápidos no son inusuales en regiones áridas, donde la mayor parte de la acumulación anual corresponde a un puñado de sistemas frontales», comentó, al respecto, el profesor Garreaud.

    El académico del DGF y director de (CR)2 agregó que, a medida que retrocedan los déficits de agua
    en algunos lugares, podrían reducirse las probabilidades de escasez hídrica el próximo verano.

    Este escenario dependería, por cierto, del estado de la capa de nieve de la montaña como reserva de agua fundamental para el consumo humano y actividades como la generación de energía y el trabajo agrícola. «Se trata de nuestra cuenta de ahorros para el próximo verano», aseguró el
    profesor René Garreud.

    El análisis de las imágenes satelitales de la cordillera de Los Andes, tras la nieve caída por causa de los eventos climáticos de mediados de julio de 2022 se transformó en la novena colaboración del académico del DGF y subdirector del (CR)2 con Earth Observatory de la Nasa.

    Previamente, el profesor Garreaud ya había tomado la iniciativa de divulgar y comentar imágenes sobre los efectos de tormentas de otoño y verano en el centro de Chile, la zona de la Patagonia sin nubes y cubierta de nieve, arbustos creciendo en el desierto de Atacama, la zona central de Chile y la laguna de Aculeo afectadas por la sequía, ríos atmosféricos en el sur de Chile y el embalse El Yeso, prácticamente, sin agua.

    Leer en Noticias FCFM U. de Chile.