Análisis: Ciencia ciudadana y su importancia para disminuir la contaminación atmosférica | (CR)2

    76

    Zoë Fleming, Catalina Amigo, Luis Gómez, Manuela López y Camilo Rodríguez

    Al analizar la situación de la contaminación atmosférica en el sur de Chile se aprecia que es un problema complejo y multidisciplinario que está vinculado con el comportamiento de las personas, el acceso a las tecnologías de aislación térmica-calefacción y los acuerdos político-ciudadanos alcanzados. Tanto decisiones individuales como colectivas parecen ser un componente clave en la solución, y están influenciadas por la capacidad de los actores en dimensionar la magnitud del problema y los roles que pueden o deben adoptar desde cada plataforma social a la que pertenecen. En este sentido, la ciencia ciudadana busca mejorar los niveles de aprendizaje colectivo, involucrando a las personas en las investigaciones científicas que se realizan en su localidad. De igual forma, la ciencia ciudadana representa para los investigadores un interesante desafío que permite contar con nuevas herramientas para abordar problemas complejos, como la calidad del aire, y articular trabajos comunitarios de alto impacto.

    La contaminación del aire es un problema importante para los habitantes de las ciudades del sur del país, donde la quema de leña es la principal fuente de contaminación. En el caso de Coyhaique, una de las diez ciudades más contaminadas de América Latina, la población se encuentra involucrada en la discusión del problema y en nuevas iniciativas para enfrentarlo. Durante julio del año 2019, durante la campaña denominada Ex, la ciudadanía fue invitada a participar en la medición de material particulado y carbono negro con sensores portátiles. En esta inédita iniciativa participaron múltiples actores de la ciencia, organizaciones gubernamentales y voluntarios, como el Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia, el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2, la Universidad del Desarrollo, la Universidad Austral de Chile, INACAP, la Universidad de Aysén, la Municipalidad de Coyhaique, la Escuela Nieves del Sur y el Ministerio del Medio Ambiente.

    Dentro de las actividades se destacan las mediciones de material particulado in situ con sensores de bajo costo que realizaron los voluntarios mientras recorrían la ciudad en caminatas por diferentes sectores, apreciando la relación entre la contaminación visual (el humo), el olor y la concentración de contaminantes detectada por los sensores. Otra de las mediciones fue realizada con vehículos equipados con sensores de material particulado y carbono negro que recorrían la ciudad; se sumaron caminatas simultáneas de 45 minutos por diferentes rutas, comenzando desde un punto central donde se calibraban los sensores. Durante los recorridos se pasó intencionalmente por las dos estaciones de monitoreo del Sistema de Información Nacional de Calidad del Aire ubicadas en la ciudad para comparar la información obtenida.

    Los resultados muestran que en Coyhaique existe una variabilidad de los niveles de contaminación entre los diferentes barrios, evidenciando una gran variación incluso entre calles aledañas (Figura 1).

    Involucrar a la ciudadanía en experiencias de este tipo y potenciar el desarrollo de la ciencia ciudadana, permite aumentar la conciencia pública y contar con una población informada. Además, puede fortalecer la red de trabajo local entre científicos y técnicos de diferentes organismos, colaboración que resulta fundamental para avanzar en la resolución de este problema y lograr articular las acciones y diseñar políticas públicas pertinentes.

    Figura 1: Resultados de las concentraciones espaciales de MP2,5 en Coyhaique obtenidos tras una caminata simultánea de catorce voluntarios por 45 minutos, el día 23 de julio del 2019. En la leyenda, las concentraciones de MP2,5 menor de 50 ppm están en verde, las concentraciones que superan 200 ppm están en rojo. Las dos estaciones del Sistema de Información Nacional de Calidad del Aire son los círculos en el centro con el color que representa la concentración medida con instrumentos de referencia durante esta hora.