Aprendiendo a conservar el dosel del alerce milenario

351

Por Loreto Rojas, Comunicaciones Facforen UACh.

La investigadora postdoctoral de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la UACh y del (CR)2, Camila Tejo, presentó sus estudios enfocados al dosel del alerce.

La charla se llevó a cabo en el marco de los seminarios organizados por el Instituto de Conservación, Biodiversidad y Territorio de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la UACh, el pasado jueves 12 de mayo de 2016.

En la presentación “El dosel del Alerce milenario: aprendiendo para conservar”, la investigadora se refirió a sus estudios en los bosques templados y en la investigación que realizó para su doctorado en el hemisferio norte, en la Costa Pacífica de Estados Unidos, además presentó su trabajo actual que llevará a cabo en el sur de Chile junto a un equipo de Oregon State University (OSU).

Camila Tejo habló sobre las epífitas, una parte importante de los ecosistemas que comenzó a estudiarse en los años 70 y que corresponden a todas las plantas que crecen sobre otro organismo, sobre otra planta, pero que no son necesariamente parásitas. Éstas se pueden encontrar en bosques templados o tropicales a lo largo de todo el mundo.

“Las encontramos en la base del árbol, a lo largo del tronco principal, en las bifurcaciones y también en la punta de las ramas y todo esto se clasifica como el dosel, que es el estrato que está desde nuestras cabezas a la punta de las ramas, incluyendo los distintos organismos que ahí existen”, explicó.

La técnica para acceder al dosel es escalando los árboles. “Los distintos estudios que se han realizado han descrito más de 28 mil especies entre musgos y líquines. Se ha estimado que cerca del 50% de las especies de plantas descritas están asociadas o viven en la copa de los árboles. Por lo tanto, este dosel está albergando y proveyendo hábitat para que especies existan. Además existen otros organismos más grandes que también interactúan en el dosel, como las aves”, señaló.

La investigadora destacó que el ambiente epífito se encuentra conectado con todo el bosque, contribuyendo a su diversidad y hábitat, la retención de agua, acumulación de nutrientes externos y la regulación del microclima.

Estudio con OSU

En la exposición, Camila Tejo también se refirió al proyecto “Ecosystems in the sky: dynamic processes of old­growth tree canopies in Chile and the Pacific Northwest”, que ejecuta junto a científicos de Oregon State University, en la Reserva Costera Valdiviana y el Parque Nacional Alerce Costero.

“Este estudio comparará las copas de los árboles de las especies alerce y western redcedar”, indicó.

Camila Tejo explicó que la importancia de este estudio radica en entender la contribución del dosel al funcionamiento de bosques de alerce.

Leer nota en Facforen UACh