(CR)2 liderará proyecto internacional para predecir episodios de contaminación atmosférica en Latinoamérica

279

Junto con la Universidad Federico Santa María serán las dos instituciones nacionales que formarán parte de esta iniciativa que tiene como objetivo principal desarrollar un sistema de pronóstico unificado de contaminación atmosférica en las ciudades latinoamericanas.

Por Nicole Tondreau- Michelle Ferrer

“Predicción de Contaminación Atmosférica y Latinoamérica y El Caribe” o Papila, por sus siglas en inglés, es el nombre del proyecto financiado por la Unión Europea, a través del Proyectopara el Desarrollo y la Innovación, Horizon 2020, que reunirá instituciones europeas y latinoamericanas a través de una red para predecir contaminación atmosférica en la región.

Desarrollar un sistema de pronóstico homogeneo de calidad del aire para los países de la región y evaluar el impacto de la contaminación atmosférica en la salud y la economía, es el principal objetivo que se han propuesto trabajar. Con esto se espera entregar información de utilidad para la toma de decisiones a nivel gubernamental como en industrias, salud y para las personas.

“Por el momento cada país resuelve sus problemas de calidad del aire por su cuenta. Lo que se va a hacer acá es desarrollar un sistema donde se pueda trabajar con una misma herramienta, permitiendo después comparabilidad. Este sistema tendrá la ventaja de aplicar distintos modelos, de tal manera de tener una cuantificación de cuál es el rango de variabilidad de las concentraciones”, explica Nicolás Huneeus, investigador del (CR)2 y miembro del proyecto Papila.

Liderada por Laura Gallardo, directora del (CR)2, y Guy Brasseur, miembro del Max Planck Institute for Meteorology, la iniciativa no sólo reunirá instituciones nacionales e internacionales, entre las que destacan el (CR)2 y la Universidad Federico Santa María, sino que también buscará combinar un conjunto de herramientas para proporcionar pronósticos en tiempo casi real y análisis de la contaminación atmosférica regional en la región de América Latina y El Caribe.

“Papila permitirá un antes y un después en el pronóstico de la calidad del aire, ya que integra una cantidad de información satelital, de modelos de gran escala, de múltiples inventarios, que le da un carácter estadístico al pronóstico que es algo que no habíamos tenido hasta el momento”, destacó Laura Gallardo.

El trabajo de PAPILA también evaluará los impactos sociales de la contaminación atmosférica, específicamente sobre la salud humana, la producción de cultivos, los ecosistemas, la cubierta de nieve de montaña y el ciclo hidrológico, así como sobre los beneficios económicos de las políticas de mitigación

En el caso del (CR)2, junto a Laura Gallardo, el proyecto contará con la participación de los investigadores (CR)2 Nicolás Huneeus, académico del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile, Karina Véliz, académica de la Universidad Diego Portales, y Mauricio Osses, investigador de la Universidad Técnica Federico Santa María.

Experiencia compartida

En este proyecto la cooperación se verá ampliamente facilitada por el despliegue de comisiones de servicio en Europa y América Latina, mediante talleres técnicos y la participación de los socios en actividades educativas. La capacitación de los científicos y actores interesados ​​de la región de América Latina y el Caribe será un aspecto clave del proyecto Papila. Esto les permitirá, a través de sus visitas en los Laboratorios Europeos, familiarizarse con los sistemas existentes de medición y pronóstico y contribuir a su desarrollo.

“Es una oportunidad única en la cual tenemos la posibilidad de colaborar no solamente con colegas europeos, sino que también con colegas latinoamericanos en el desarrollo de una plataforma de simulación o pronóstico de la calidad del aire en múltiples ciudades de Latinoamérica”, rescata Huneeus.

Para el caso nacional y en el marco de este proyecto, Guy Brasseur destaca que los investigadores y los especialistas en calidad del aire, tanto chilenos como latinoamericanos y europeos, se beneficiarán de participar en esta red.

“Papila ofrecerá oportunidades para que científicos latinoamericanos visiten instituciones de investigación europeas e invitará a científicos europeos a trabajar con ellos en cuestiones relacionadas con las emisiones químicas, la química atmosférica, la meteorología y los efectos de la contaminación atmosférica en la salud. En definitiva, juntos, mejoraremos nuestra comprensión de los mecanismos que conducen a la formación de la contaminación del aire y nuestra capacidad para predecir los eventos de smog” comentó Brasseur.

Compartir