¿Estamos viviendo una nueva era geológica marcada por la acción humana? (La Tercera)

    197

    Es una de las preguntas que responde la climatóloga Maisa Rojas, entrevistada por el físico del Núcleo Milenio Física de la Materia Activa, Felipe Barra.

    ¿En qué afectará el cambio climático a Chile? ¿Sabe que al menos un 15% del carbono permanece en la atmósfera por generaciones? ¿Encontrarán los geólogos del futuro sedimentos de plástico en la corteza terrestre como una prueba irrefutable de la acción humana en el planeta?

    “El cambio climático tiene algunas consecuencias que ya son irreversibles y otras que son reversibles y que hay mucho por hacer para cambiar el rumbo y que cuando lo hagamos, van a aparecer enormes oportunidades. Aquí hay un mensaje que no es de catástrofe, sino de mucha esperanza y oportunidades”, dice Maisa Rojas, climatóloga de la Universidad de Chile, directora del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2).

    Rojas es la única científica del Consejo Presidencial de la COP25, que está colaborando en la organización de la cumbre climática que se desarrollará en Chile en diciembre próximo. “Me alegró mucho la invitación por dos cosas: primero porque se toma el cambio climático no como un problema ambiental sino como un proceso de transformación social profunda porque es la sociedad de manera transversal que se involucra son parte de este comité y segundo, me alegra que esté el ministro de Ciencias, porque todo proceso internacional de negociación y de la convención marco de cambio climático es un proceso que está basado en la ciencia”, señaló Rojas en una entrevista con Qué Pasa el pasado 17 de abril, poco después de ser electa en el cargo.

    Rojas participo de  la serie Diálogos Científicos, creada por el Núcleo Milenio Física de la Materia Activa y financiada por Iniciativa Milenio, serie que este primer capítulo, –en que participa como entrevistador el físico del Núcleo Milenio, Felipe Barra- Maisa Rojas explica el cambio climático desde la física, pero también cómo su impacto va a más allá de emisión de gases efecto invernadero.

    Leer en La Tercera.