Estudio abre debate sobre la relación entre cambio climático y guerra en Siria (Diario UChile)

    698

    (Diario UChile, 4 de marzo) Un trabajo publicado por la prestigiosa revista científica PNAS, en que se establece una relación entre el cambio climático y el conflicto armado en Siria, abrió un nuevo debate sobre cuánto podrían empezar a afectar los fenómenos climáticos en la conflictividad del planeta.

    Por Cristián Zúñiga

    Este miércoles la prestigiosa revista citó el estudio en que investigadores de las universidades de California y Columbia (Estados Unidos) plantean una relación entre la sequía y el cambio climático con la guerra civil en Siria.

    Los autores de la investigación recordaron que la sequía de 2007-2010 fue la más grave en esta región desde que se tiene registro y señalan que si bien la falta de lluvias y el aumento de las temperaturas en la zona están ligados a variaciones naturales, están también en la línea del cambio climático.

    El científico de la Universidad de Columbia y coautor del informe Richard Seager, indicó que “decimos que sumada a todos los demás factores de estrés, ayudó a impulsar las cosas por encima del umbral en un conflicto abierto. Una sequía de esa gravedad en esa región fue, con mucha probabilidad, inducida por el hombre”, pero aclaró que no están afirmando que la sequía provocara exclusivamente la guerra.

    Este tipo de investigaciones que vinculan el cambio climático y los conflictos bélicos, hasta guerras a gran escala, van en aumento. Algunos científicos estiman que el calentamiento global causado por el hombre incrementará estos problemas en el futuro.

    En este contexto, los impactos de la sequía se reflejaron en la agricultura con una caída de un tercio de la producción, la cual representa un cuarto del PIB de Siria. Además, los rebaños de ganado casi desaparecieron, los precios de los granos se duplicaron y se produjo un alza sustantiva de las enfermedades vinculadas con la nutrición de los niños.

    Además, al menos un millón y medio de personas huyeron del campo a la periferia de las ciudades que ya sufrían de tensiones por la afluencia de refugiados de la guerra en Irak.

    El analista internacional Raúl Sohr compartió en parte la visión del estudio sobre la relación entre cambio climático y guerra en Siria, recordando que en las revueltas enmarcadas en la primavera árabe, de hace algunos años, estuvo presente una baja considerable de la producción de granos y la brusca alza de los precios, con el consiguiente efecto social.

    Sin embargo, el analista señaló que razones de política interna, como el enfrentamiento de distintos grupos étnicos, sumados a factores externos, explicarían en mayor medida la guerra civil en Siria.

    “En rigor en Siria lo que hay es una lucha entre distintas facciones, básicamente los sunitas, que se han revelado contra los alauitas, que son una variante del chiismo en Siria. Por supuesto que los cambios en la agricultura motivados por el calentamiento global juegan un papel e inciden permanentemente”, indicó Sohr.

    Para la Dra. Paulina Aldunce, del Departamento de Ciencias Ambientales y Recursos Naturales de la Universidad de Chile, hay evidencia de un aumento de la temperatura a nivel global en 1°C producido especialmente en la últimas tres décadas, con el consenso científico de que es causado por el hombre debido al aumento de los gases invernadero en la atmósfera.

    La especialista afirmó que el sistema climático mundial ya cambió, por lo cual se tiene un clima distinto al que había antes debido al efecto antropogénico, explicando que los modelos que están basados en principios físicos dicen que va a seguir cambiando, con un aumento de la temperatura alrededor del mundo en promedio.

    La académica dice que la relación conflicto bélico-cambio climático es objeto de debate en la actualidad y que no existe un consenso científico sobre la materia.

    “Aún es debatido este tema. Hay algunos autores que sustentan la hipótesis de que el cambio climático influye en los conflictos violentos, y hay otros que dicen que no incide, pero hay publicaciones importantes en revistas de mucho prestigio científico, como la PNAS u otras publicaciones anteriores en Science, que relacionan el cambio climático con los conflictos violentos, pero dejan muy en claro que es uno de los tantos factores y no es el más importante”, explicó

    El académico del Centro de Estudios, Árabes Eugenio Chahuán, descartó que fenómenos climáticos como la sequía o cambios del clima formen parte de los argumentos centrales que expliquen el conflicto armado que se vive Siria, aunque reconoció que sí puede tener cierta influencia.

    “Lógicamente esto agudiza y genera una situación de inestabilidad, porque las situaciones de carestía, hambruna y sequías que han afectado a Siria desde 2007 han producido un escenario complejo, pero ésa no una razón para explicar el fenómeno. Puede ser que se agudicen ciertas situaciones, pero no lo explica para nada”, señaló el académico.

    Finalmente, la publicación señala que el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) ha predicho que el Medio Oriente seguirá afectado por sequías en las próximas décadas, debido al calentamiento global.

    Ir a noticia en Diario UChile