Exitosa participación del (CR)2 en la Aldea Verde de Lollapalooza 2018

120

Concientizar sobre los impactos ambientales de la época del Antropoceno y del cambio climático en Chile fueron los principales objetivos del (CR)2 en el evento, el cual por primera vez se extendió por tres días y tuvo un récord de asistencia de público.

Por Nicole Tondreau Lira

El Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 estuvo presente en la octava edición de Lollapalooza Chile desde el 16 al 18 de marzo en el marco de la “Aldea Verde”, espacio que busca informar, concientizar y dar alternativas a los asistentes del festival para que puedan cambiar hábitos y tomar decisiones de consumo más responsables.

Con juegos y actividades que abordan de manera lúdica temas asociados al cambio climático y la resiliencia social, el (CR)2 atrajo la atención de las personas que visitaron la “Aldea Verde”, quienes también pudieron conocer más sobre el Antropoceno, es decir, la nueva época geológica en la que vivimos y que está determinada por el impacto de los seres humanos en el planeta.

“Estamos muy contentos con la participación de la gente en nuestro stand. Es importante que no solo estemos concientes de los efectos de nuestras acciones en los ecosistemas, sino que también sepamos que todos podemos contribuir con acciones muy simples a construir una sociedad más resiliente”, comentó Laura Gallardo, directora del (CR)2.

Así, los asistentes recibieron de regalo stickers e imanes alusivos al cuidado de recursos como el agua y la energía, y al fomento de acciones sustentables como reciclar y utilizar la bicicleta para transportarse.

Algunos de los visitantes destacados del stand del (CR)2 fueron Marcela Cubillos, Ministra del Medio Ambiente, y Charly Alberti, ex baterista de Soda Stereo y fundador de Revolución 21, organización que busca crear conciencia sobre el cambio climático en América Latina.

La octava versión de Lollapalooza Chile congregó a más de 250 mil personas en tres jornadas, marcando el récord de público de las ediciones que ha tenido este festival internacional desde su llegada a Chile en 2011.