Investigadora del (CR)2 partcipa en el desarrollo de aplicación para mejorar viajes en Transantiago (Noticias U. de Chile)

743

Esta app ayuda a los usuarios a informarse del estado del transporte público de forma rápida y simple, y a los operadores y reguladores a mejorar la calidad del servicio. TranSapp está disponible en Android y fue impulsada por el Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI) de la Casa de Bello.

Aunque ha habido cambios en el sistema de transporte público capitalino para paliar ciertas fallas, los sondeos y encuestas aún indican disconformidad con el Transantiago, por lo que toda ayuda para los usuarios cotidianos del sistema es bienvenida. Esto motivó a un equipo de estudiantes de la Universidad de Chile, con el apoyo del Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI), y la académica de la Universidad de Chile, Marcela Munizaga, para crear TranSapp, una aplicación para cambiar la experiencia de viajar en el Transantiago y que podría ayudar a los operadores a obtener información valiosa para mejorarlo.

A través de una plataforma sencilla, TranSapp, se sustenta en una comunidad de pasajeros que reporten situaciones que viven en su viaje, problemas que detectan, etc., con una interfaz a la conocida app Waze.

Al abrir la aplicación en el celular, ésta ubica en un mapa los paraderos más próximos al lugar donde se encuentra el usuario. Luego, al llegar al paradero, muestra los buses que se aproximan, aportando además información sobre estos. Cuando ya se ha tomado el bus, se puede agregar información sobre el vehículo y el viaje, como también validar problemas anunciados por otros pasajeros que usan la aplicación, así los próximos que estén esperando en paraderos más adelante si tienen la aplicación, podrán decidir si quieren subirse al bus en el que vamos o esperar a otro, que también estará monitoreado por la app. La retroalimentación que surge es lo que va enriqueciendo al sistema.

Adicionalmente, el sitio web pone información con indicadores de calidad de servicio y su variación en el tiempo para los operadores del sistema.

Surgimiento de la aplicación

La idea tiene dos fuentes. Una de ellas fue la inquietud de unos estudiantes de postgrado que notaron las deficiencias en el sistema de recepción de reclamos del Transantiago que pide llenar un formulario al que además solo se accede a través de un sitio web. De ese modo, la información sobre fallas y mala calidad en el sistema se pierde por lo engorroso del proceso.

Jacqueline Arriagada, estudiante del Magister en Gestión de Operaciones de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM) vivía en Quilicura y se demoraba aproximadamente una hora y media en llegar a la Universidad. “Era terrible en Vespucio Norte, tomar la B-28, una micro que salía de la estación intermodal. Especialmente los días viernes había que armarse de paciencia. Una vez la esperé más de una hora”, dijo quien entre todos estos viajes, fue ideando una aplicación que informara a los operadores de estos problemas. “Si estos inconvenientes ocurrían todos los días, pensé que entonces ellos quizás no se estaban enterando porque no podían estar en todos lados”, agregó.

Otro de los problemas detectados, fue la periodicidad de las encuestas de calidad del Transantiago y su capacidad para detectar fallas en el sistema. Según observaron los estudiantes, la gente tiene disposición solo para denunciar las fallas más graves.

Paralelamente, el equipo que trabaja con la profesora Munizaga, en el marco de un proyecto Fondef sobre procesamiento de datos del transporte público, pensaba en cómo hacer que toda la información que manejan, pudiera llegar de forma más directa a los usuarios, contribuyendo a mejorar el sistema.

Munizaga, también jefa del grupo de investigación ISCI-Smartcities, aseguró que “en el proceso de desarrollo, hicimos estudios de grupo focal y nos dimos cuenta de que lo que realmente se necesitaba era una red colaborativa de usuarios, donde se pudiera acceder a información sobre lo que funciona bien y mal, junto con información que está disponible a través de los sistemas de Transantiago”.

El equipo de Transapp, pensaba inicialmente que la mejor forma de alcanzar a la mayor cantidad de usuarios, era a través de una aplicación móvil, debido a la penetración que estas tienen en Chile. Pero no cualquier aplicación consigue que sea usada activamente desde un comienzo. “Había que entregar algo a cambio”, dijo Felipe Hernández, estudiante del Magister de Ciencias de la Computación de la FCFM, porque “para que la gente participara y nos diera información, nos tuvimos que centrar en satisfacer una necesidad, solo así nosotros pudimos capturar datos y hacer mediciones”, agregó.

El futuro de esta app

La profesora Munizaga tiene altas expectativas, ya que TranSapp podría aportar información a la que nunca antes se ha tenido acceso, pese a que “ya veníamos recolectando datos generados por los GPS en los buses y por las tarjetas Bip! Esta aplicación, permite conocer la distancia que recorre la persona hasta el paradero una vez que inicia la app y esta le encuentra uno donde esperar el bus. Nos va a confirmar supuestos que tenemos y al mismo tiempo nos dará más detalles finos sobre cómo los pasajeros perciben la calidad del servicio”.

Los operadores también tendrán acceso a detalles que hasta ahora no tenían cómo monitorear ya que no lograban cubrirlo con sus propios inspectores incógnitos.

Al respecto Hernández, comentó que el equipo espera tener buena aceptación por parte de los operadores. “La percepción que la gente tiene al utilizar ciertos servicios es muy difícil de capturar. Mientras seamos capaces de llegar a ellos más fácilmente, esto es un logro, sobre todo considerando que una de las facetas más relevantes en el tema del transporte público es justamente la calidad del servicio”, dice.

Jacqueline Arriagada dijo que también quieren llevar esta aplicación a más ciudades en Chile. “Si logramos que tenga varias descargas, tendremos una base para poder extenderla a regiones. Santiago no es Chile”, puntualizò.

En el equipo también trabaja Agustín Antoine, estudiante del Magister en Ciencias de la Computación, y Mauricio Zuñiga, Ingeniero Civil en Ciencias de la Computación. Recientemente se está incorporando a un nuevo grupo de la Universidad de Concepción, en el que se cuentan a dos investigadores más del ISCI, Juan Antonio Carrasco y Andrea Rodríguez, ya que el próximo paso es instalar la aplicación en esa ciudad.

Leer en Noticias U. de Chile.