Ley de cambio climático (La Tercera)

771

Columna de Ricardo Lagos Weber publicada el 06 de octubre en La Tercera.

Esta semana la agenda nacional e internacional en materia de protección del mar se marcará desde Chile con el segundo encuentro mundial “Nuestro Océano”, que se organiza desde la Cancillería y en el cual ONG dedicadas a la protección, la conservación o la pesca sostenible se dan cita para abordar estos temas y trabajar en una estrategia en conjunto entre las naciones, las comunidades y la sociedad civil.

“Nuestro Océano” congregará representantes de nivel mundial que se dedican a la investigación, a la defensa y a proponer políticas públicas a las naciones para que se puedan aplicar. Sabemos que hay países grandes que no están de acuerdo con estos temas y que no quieren colocar barreras de entrada a la pesca de arrastre o mucho menos poner control a las flotas, ni que tampoco se hacen cargo de los desechos que vierten al mar; pero la realidad hace que actuemos unidos en el concierto internacional para enfrentar este tema.

Tener este encuentro en Chile tiene una relevancia mundial no sólo desde la mirada medioambiental y de defensa del Pacífico, sino que también demuestra nuestra importancia y relevancia en el concierto internacional y estos son triunfos de la diplomacia chilena que debemos resaltar y destacar.

Una de las propuestas que surgió desde las comunidades Rapa Nui es la creación del Parque Marino subacuático protegido más grande del mundo, ocupando las 200 millas alrededor de la isla y lo que impediría que buques ingresen a pescar en esas zonas de manera ilegal, algo que ocurre y que muchas veces los organismos encargados de hacer la vigilancia no cuentan con la tecnología ni los recursos para poder evitarlo. Este es un tema de apoyo transversal en lo político y es una propuesta que surge desde las propias comunidades de la isla, quienes han visto cómo ha ido cambiando el ecosistema y ha disminuido el recurso marino producto de la pesca industrial ilegal. Espero que en esta materia tengamos una buena propuesta por parte del Ejecutivo.

Hace pocos días aprobamos la aplicación de la Convención de los Derechos del Mar o el Acuerdo de Nueva York de 1995, que entre otras cosas permitirá el control de las flotas para que no ingresen a aguas soberanas algo que se ha hecho costumbre en las Zona Económica Exclusivas y que hace de la pesca ilegal un negocio que permite llevar riqueza marina y dejar pobreza en las costas.

Queremos que se cree conciencia del uso del mar. Para ello estamos impulsando que el 8 de junio, en sintonía con las resoluciones de Naciones Unidas, se establezca en nuestro país como el “Día de los Océanos”, no sólo por la importancia geopolítica que significa para nosotros mirar hacia el Pacífico, sino también por la educación, cuidado, protección y conciencia que debemos tener sobre nuestras costas que en todas circunstancia debemos defender. Una de esas formas es a través de evitar que se siga contaminando con residuos plásticos.

Nuestra agenda medioambiental es ambiciosa para un país como Chile; por eso debemos contar con una Ley de Cambio Climático que asuma lo que hoy ocurre en el mundo y que tendrá impacto en nuestro país, como ya lo vivimos con la sequía, en la disminución de los glaciares o aluviones. Por eso valoramos lo que hizo la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile de reunir al mundo científico y parlamentario para comenzar a intercambiar los contenidos de una iniciativa de este tipo, algo que un país como el nuestro debe tener, que cada día se ve más vulnerable frente a los efectos del cambio climático sobre nuestras comunidades.