Los importantes desafíos medioambientales que dejó el “Diálogo de Petersberg” (Desafío Tierra)

    131

    Cada año esta reunión internacional fija las directrices de la próxima COP y se posiciona como el primer evento climático de la temporada. En esta ocasión, el mensaje fue a no olvidar la crisis ambiental y a mantener los esfuerzos que se definieron en el Acuerdo de París, pese a la crisis por la Pandemia.

    Alrededor de todo el mundo, más de treinta ministros de medio ambiente, conectaron sus cámaras web para “asistir” al ya tradicional dialogo climático. El acuerdo común fue que pese a la crisis sanitaria por coronavirus, no se pueden dejar de lado los esfuerzos por cumplir lo establecido en el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

    La actual disminución de emisiones producto de la paralización de actividades, no será algo permanente y la planificación es fundamental para definir una recuperación sostenible. En esta oportunidad, los lineamientos que surgieron de la reunión internacional fueron establecer planes de recuperación económica neutros y resilientes, con la promoción de empleos verdes y de calidad. Por último, el llamado también se le hizo a los gobiernos, para que presenten su Actualización de la Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC). Chile, ya lo hizo.

    Sobre estas metas, el secretario de la ONU, Antonio Guterres, y la canciller alemana, Ángela Merkel destacaron el trabajo de nuestro país: “Hay señales importantes de avances, algunos países, incluyendo Chile, actual presidencia de la COP25, ya han presentado NDCs más ambiciosas siendo pioneros dentro de los 114 países que se han comprometido a hacerlo en 2020”, expresó Guterres.

    ¿Cuál es la evaluación de los expertos?

    Las recomendaciones son apropiadísimas, lo que se nos está pidiendo es que no sigamos del mismo modo que veníamos haciéndolo”, expresa para Desafío Tierra, Lohengrin Cavieres, doctor en Biología de la Universidad de Chile, investigador del Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB) y profesor titular de la Universidad de Concepción.

    Pilar Moraga, investigadora del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 y subdirectora del Centro de Derecho Ambiental de la U. de Chile, explica para Desafío Tierra: “Esta crisis que demuestra la vulnerabilidad de los seres humanos frente a en este caso una pandemia, nos adelanta la vulnerabilidad de los seres humanos frente a los impactos del cambio climático que ya se están viendo, pero que se van a agudizar”.

    Una de las claves para ella, es entregar “una respuesta adecuada a los problemas de la crisis sanitaria, a través de soluciones que sean compatibles con los objetivos que se ha fijado el Acuerdo de París de carbono neutralidad al 2050”.

    “Hay muchas más posibilidades de avanzar, porque la cooperación involucra ciertamente a los estados, pero también a otros actores que no son parte del régimen multilateral de manera formal, como son las ONG, la sociedad civil, las empresas” añade la profesional.

    ¿Qué pasa en Chile?

    Sobre el escenario para una recuperación económica respetuosa con el medio ambiente, Lohengrin Cavieres, observa varios desafíos: “Nuestra forma de relacionarnos con la naturaleza, ya tiene que dejar de ser completamente extractivista. Y si hay extractivismo, tiene que estar súper consciente de hasta dónde y cómo”. El doctor en Biología asegura que debemos aprovechar nuestros puntos fuertes: “Tenemos una naturaleza privilegiada y tenemos mucho que aportar al mundo. Tenemos grandes reservas de hielo, tenemos grandes reservas de bosques, que son claves para mitigar las consecuencias del cambio climático”.

    Por su parte Pilar Moraga, expresa que “Chile tiene todas las condiciones para un desarrollo verde, es más, tiene una obligación de avanzar con un cambio de paradigma en el modelo de desarrollo”. Añade que “es necesario y es una obligación rescatar todo este patrimonio que Chile tiene, con una relación de respeto y de valoración hacia el aporte que están haciendo estos ecosistemas en el desafío del cambio climático”.

    Sobre los puntos débiles, afirma que existe una “falencia y un problema importante en el mundo de la política y el mundo empresarial, que muchas veces se queda atado en paradigmas de desarrollo que están completamente sobrepasados y que no resisten ningún análisis en su proyección para el futuro”.

    Leer en Desafío Tierra.