Luego de las lluvias, Santiago podría registrar las temperaturas más bajas en lo que va del año (El Mercurio)

19

La Dirección Meteorológica informó que los termómetros podrían descender de los cero grados en la precordillera.

Por N. Álvarez y V. González

Después del viento y la lluvia, las bajas temperaturas llegarán a la Región Metropolitana. Una masa de aire frío, que sigue al sistema frontal que provocó la caída de árboles y cortes de luz que se prolongaban hasta anoche, hará que los termómetros marquen incluso menos de cero grados Celsius.

Según la Dirección Meteorológica de Chile, la gelidez comenzará a sentirse a partir de mañana, cuando el cielo se despeje, y la mínima podría alcanzar apenas los tres grados Celsius.

Este escenario se agudizará con el paso de las horas. Entre viernes y sábado, los termómetros marcarán cero grados en el centro de Santiago, pero en comunas del sector precordillerano estos podrían llegar a uno o dos bajo cero, lo que sería el registro más gélido en lo que va del año.

“Sería la menor temperatura de 2018, porque hasta el momento no hemos tenido temperaturas bajo cero en el sector del valle”, sostuvo Patricio Urra, de la Dirección Meteorológica.

A la fecha, la más baja se registró el domingo en Pudahuel, con 0,7 grados.

Esta situación también podría traer riesgos ambientales. Patricio Pérez, académico del Departamento de Física de la U. de Santiago, advirtió que con ese frío “para el viernes o sábado, podría darse perfectamente una situación de alta contaminación o preemergencia”.

El experto afirmó que los elementos que propician dicho escenario se relacionan con el aumento en el uso de leña para calefaccionar los hogares y a que el frío hace que haya una menor ventilación en la ciudad.

Por su parte, el académico Roberto Rondanelli, investigador del (CR)2 y académico del Departamento de Geofísica de la U. de Chile, recalcó que los 30 milímetros de agua que se preveía que cayeran hasta anoche en la capital, no serán suficientes para paliar la sequía que afecta a la zona.

“Con la lluvia que está cayendo (ayer), no se va a revertir el déficit acumulado hasta este momento (72 mm)”, aseguró.

Albergues

Para que las personas en situación de calle puedan enfrentar el frío, hay alternativas que ya están funcionando. Los Centros de Superación, que operan todo el año, pueden recibir a 1.210 personas. A eso se suman las medidas especiales para el invierno: “Habilitamos albergues para que ninguna de estas personas pierda su vida por estos fríos”, dijo el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, y añadió que “ya tenemos 410 camas en Santiago y esto sigue en el resto del país”.

A lo anterior se añade el despliegue en las calles que realiza el ministerio para entregar servicios básicos e incentivar que las personas vayan a un hogar o albergue.

Leer en El Mercurio