Diagnóstico nacional busca evaluar los impactos del cambio climático sobre la apicultura (Codex Verde)

140

La iniciativa financiada por dos proyectos de la Agencia Nacional de Investigación (ANID) tiene por objetivo desarrollar un Sistema Integrado de Información Apícola (SIIAPI) para apoyar la toma de decisiones sobre la adaptación del sector apícola ante el cambio climático.

Por Ivania Cordero

La apicultura es un rubro altamente sensible a las variaciones ambientales. Estudios recientes en Chile han demostrado que existe una alta correlación entre la producción de miel y las variaciones del clima. La extensa sequía que atraviesa el país, el cambio climático, junto al uso de agroquímicos y otras variables ambientales derivadas de actividades humanas, han provocado mortandad de colonias de abejas a nivel global, alarmando a los gobiernos y las comunidades en todo el mundo.

Por lo mismo, ha surgido una nueva iniciativa para apoyar al sector apícola a enfrentar la sequía y los desafíos del cambio climático, la que está siendo desarrollada por un grupo de científicos, apicultores y servicios públicos, en vista de los importantes cambios del contexto anterior.  De esta forma, distintas instituciones se encuentran ejecutando el primer Diagnóstico Nacional para evaluar los impactos del cambio climático sobre la apicultura en Chile, durante mayo y agosto de este año.

Con este levantamiento de información, sus responsables buscan generar una plataforma web que permita identificar las zonas más impactadas por la sequía y otros cambios en el clima, así como hacer pronósticos de producción de miel para distintas zonas geográfica, y promover prácticas de adaptación en los apicultores para mitigar los impactos ambientales que podría sufrir su producción de miel.

“Los cambios en el clima reciente y su fuerte impacto en los servicios que prestan los bosques y la vegetación nativa, ha generado grandes efectos en la disponibilidad de flores para la apicultura y los polinizadores nativos (…) Este diagnóstico nos permitirá identificar los impactos en distintos territorios, y proponer medidas de adaptación a las autoridades para apoyar a los apicultores de todo Chile, quienes son clave para la seguridad alimentaria del país”, explicó el Dr. Ariel Muñoz, investigador del Centro de Acción Climática PUCV y líder del proyecto.

Ariel Muñoz, investigador del Centro de Acción Climática PUCV.

Esta iniciativa no solamente pretende desarrollar este diagnóstico, sino también desarrollar tecnología de bajo costo para monitorear las colmenas y los cambios en el clima, lo cual se espera pueda ser visible en una plataforma web que ayude a tomar decisiones y a la adaptación de este importante sector.

En este sentido, la Dra. Karen Yáñez, de la Universidad Federico Santa María e investigadora en ambos proyectos, destaca la importancia de incorporar tecnología a las colmenas, “porque sin bien es cierto las entrevistas y encuestas que se están desarrollando durante la ejecución de los proyectos nos proporcionarán datos de producción de miel en el pasado, los nuevos sistemas de monitoreo en tiempo real de los apiarios participantes, permitirán dar continuidad a la obtención de datos que alimentarán un modelo predictivo de la producción de miel en la siguiente temporada, introduciendo así la tecnología, la informática y la inteligencia artificial a un rubro que necesita avanzar en esta línea”.

De acuerdo al equipo de trabajo que impulsa estas iniciativas, el desarrollo de políticas públicas a través de sistemas de monitoreo y adaptación para la apicultura son desafíos importantes para la comunidad no sólo de carácter nacional, sino a nivel mundial. La protección y conservación de las abejas significa una proporción de recursos nutricionales, medicinales y de servicios de polinización necesarios para alrededor del 70% de los alimentos que se consumen en el mundo. Por ende, la apicultura es un sector productivo estratégico para Chile y muchos países a nivel global.

Trabajo con grupos de apicultores

El trabajo es desarrollado por el Centro de Acción Climática de la PUCV (CAC-PUCV) en conjunto con el Centro del Clima y la Resiliencia (CR2), el USM Bee Lab de la Universidad Técnica Federico Santa María, la Universidad Austral (UACh) y la Universidad de Tarapacá (UTA), la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), y el Instituto Nacional Forestal (INFOR), apoyados por varios grupos de apicultores, incluyendo la Red Apícola Nacional (RAM), la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA) y varios otros servicios públicos.

Finalmente, desde las instituciones hicieron un llamado a quienes pertenezcan a la comunidad apícola, para ponerse en contacto con esta iniciativa a través del correo electrónico apicultura.clima@gmail.com, además de responder una encuesta en línea disponible aquí. El plazo es hasta el 30 de agosto de este año.

Leer en Codex Verde.