Investigador propone cámaras y visitas guiadas para frenar vandalismo en Parque Nacional Alerce Costero (Diario de Valdivia)

186

Actualmente, efectivos de PDI La Unión realizan indagaciones para determinar a los responsables del atentado ecológico en el lugar que derivó en su cierre. Académico de la Universidad Austral, Antonio Lara, propone acciones para cuando se reabra el recinto.

Por Roberto Cadagán

El pasado 28 de junio, la Corporación Nacional Forestal (Conaf) determinó el cierre del Parque Nacional Alerce Costero por los daños que desconocidos provocaron en la corteza de un ejemplar.

Dos días después la misma entidad denunció ante el Ministerio Público la situación.

“Presentamos una denuncia en contra de quienes resulten responsables por el daño causado en el Parque Nacional Alerce Costero, sector El Mirador, a un individuo de la especie alerce a la cual le extrajeron casi el 90 % de su corteza”, aseguró en ese entonces el director regional de Conaf, Arnoldo Shibar.

“Adicionalmente en una inspección constatamos que hay otros que tienen un daño menor a los cuales le retiraron pequeños trozos de corteza. Son, en total, 29 árboles perjudicados”, agregó.

Consultado por Grupo de DiarioSur, el fiscal Raúl Suárez, confirma que Fiscalía de La Unión dictó una orden para investigar denuncia por daños a alerces.

Es la Brigada investigadora de delitos contra el medio ambiente y el patrimonio cultural (Bidema) de la Policía de Investigaciones (PDI) la que está encargada de las averiguaciones para el esclarecimiento de los hechos.

«Se está a la espera de los resultados de las diligencias dispuestas en dicha orden de investigar, en virtud de las cuales se podrá determinar si estamos en presencia de hechos que revisten el carácter de delito y eventualmente la participación de una o más personas”, precisa el fiscal jefe de La Unión.

Conaf determinó los daños a los ejemplares de alerce. Crédito: Archivo.

 

Rechazo al daño ambiental

El cierre del parque a la visita de personas, es una medida que es apoyada por el profesor Antonio Lara, académico de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la UACh e investigador principal del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2.

Dr. Antonio Lara.

Desde la noticia sobre la edad del alerce milenario, individuo que tendría más de 5.000 años, el profesor Lara ya advertía sobre el posible aumento de las amenazas a esta especie, la que enfrenta riesgos asociados al cambio climático y los incendios.

“El arranque de la corteza de los ejemplares en el Parque Alerce Costero es un acto de vandalismo sin justificación alguna que debe ser investigado y castigado de acuerdo al máximo rigor de la ley”, asegura el investigador a Grupo DiarioSur.

“Es imposible entender y explicar cómo hay personas que pueden hacer estos actos y dañar a la naturaleza y los bosques que nos cobijan”, agrega.

El docente de la Universidad Austral enfatiza en que este hecho cobra aún más gravedad cuando se considera que el respeto y cuidado de la naturaleza fue incluido en la propuesta de nueva constitución.

“La naturaleza tiene sus propios derechos y su valor intrínseco, independiente del aprovechamiento que hagamos de ella. Además, es una ofensa al alerce como especie en peligro de extinción, protegida a nivel nacional e internacional”, sostiene.

-¿Apoya el cierre del recinto para el público en general?

“Por culpa de estas personas irresponsables, Conaf se ha visto obligado al cierre del parque. Es una medida que apoyamos plenamente desde la comunidad académica y de quienes nos dedicamos a la investigación del alerce y del ejemplar milenario.

-¿Están cercanos a la acción que realiza Conaf para su cuidado?

«Sí, en conjunto con la doctora Rocío Urrutia y del profesor Jonathan Barichivich, todos miembros de la Corporación Alerce y dedicamos a la conservación y uso sustentable no maderos de estos bosques. Estamos asesorando y colaborando con Conaf.

Contamos con el apoyo de la comunidad académica y creemos que es importante la labor educativa que hacen los guardias con quienes visitan este parque. Cuando se reabra el parque será valioso que los visitantes puedan informar de daños que se hayan realizado a los ejemplares y flora y fauna del lugar”.

-¿Cuál es el llamado que se le hace a la comunidad en casos como este?

«Hacemos personalmente y como miembro de la Corporación Alerce, un llamado a toda la comunidad a poner mayor atención y respeto al cuidado de los bosques de alerce. Encontramos valiosas las acciones judiciales y las investigaciones de la PDI para encontrar a los responsables del daño cometido y se apliquen las sanciones correspondientes».

La base del alerce milenario debe ser resguardada para evitar su deterioro. Crédito: Archivo.

 

Acciones a desarrollar

El académico ya había mostrado su preocupación por el Parque Alerce Milenario, una vez que se informó que en el lugar se ubica el árbol más antiguo del mundo.

Lo anterior por el aumento considerable de las visitas que se podrían esperar en el lugar y el efecto que ello provocaría en el lugar.

Por lo mismo, propone una serie de acciones que se deben considerar para reabrir el lugar con mayor seguridad para la flora y la fauna.

Primero, continuar con un aforo limitado y ticket electrónico según la capacidad de carga.

Lara propone efectuar visitas guiadas, en horarios restringidos y con presencia permanente de guardaparques en el alerce milenario para protegerlo (aumento de personal y horas extra), junto con el uso de cámaras de vigilancia.

Además, “difundir ampliamente las condiciones para visitar el alerce milenario y cumplir con la labor de educación de los guardaparques a los visitantes para que entiendan el valor del ejemplar, la necesidad de cumplir las normas establecidas y su justificación”.

Apunta también a alejar la actual plataforma de observación del alerce milenario e impedir el acceso a base del árbol, y que se pisen sus raíces y altere su hábitat.

En cuanto al centro de visitantes, propone construir senderos y generar actividades alternativas.

Para lograrlo, según el académico se debe trabajar en colaboración y sintonía entre Conaf, Ministerio de Medio Ambiente, Municipalidad de la Unión, Gobierno Regional, The Nature Conservancy (TNC), Corporación Alerce, Universidad Austral de Chile y organizaciones de la sociedad civil.

Puntualiza que se debe obtener recursos para la protección del alerce milenario y la conservación del territorio del que forma parte en el largo plazo, junto con seguir investigando y educando en torno a los bosques de alerce y al alerce milenario.

Leer en Diario de Valdivia.