Investigadores rechazan vandalismo en Parque Nacional Alerce Costero (Diario UACh)

89

Académicos de la UACh y Corporación Alerce apoyan medida de CONAF de cerrar el parque hasta que existan las condiciones óptimas para evitar daños a los alerces.

Por Loreto Rojas

Recientemente se dio a conocer un grave daño a un ejemplar de alerce del Parque Nacional Alerce Costero, al cual desconocidos extrajeron una gran parte de su corteza. El vandalismo, llevado a cabo en un sendero de interpretación, provocó el rechazo no solo de CONAF, sino de académicos de la Universidad Austral de Chile que han trabajado estrechamente con esta especie en la zona.

El cierre temporal del parque es la primera medida que ha tomado la Corporación Nacional Forestal, decisión que es apoyada por el Prof. Dr. Antonio Lara, académico de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la UACh e investigador principal del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2, y por la Dra. Rocío Urrutia, académica de la U. de Aysén, profesora adjunta de la UACh y presidenta de la Corporación Alerce.

Desde la noticia sobre la edad del alerce milenario, individuo que tendría más de cinco mil años, el Prof. Lara ya advertía sobre el posible aumento de las amenazas a esta especie, la que enfrenta riesgos asociados al cambio climático y los incendios.

“Han aumentado las amenazas debido al incremento del turismo y el cambio global para los alerces del parque y en especial para el alerce milenario, que es el principal atractivo de este lugar y es visitado anualmente por miles de personas, especialmente en verano”, sostuvo el Dr. Lara.

Acto incomprensible

Para la Dra. Rocío Urrutia, éste es “un acto incomprensible y repudiable, ya que se ve que claramente es intencional”, además de “sentar un muy mal precedente para las Áreas de Conservación Silvestre porque son vulnerables y la maldad humana pareciera que no tiene límites”.

El daño causado al ejemplar de alerce podría ocasionar diversos problemas al árbol. De acuerdo con lo señalado por la Dra. Urrutia, la corteza es su protección natural. “Lo protege de las temperaturas muy extremas. Las temperaturas frías, por ejemplo, pueden afectar la formación de los conductos por donde transita el agua, lo que podría causar un flujo de agua menos eficiente. Por otra parte, puede que se haya destruido el tejido desde donde se originan estos conductos esenciales (cambium) y por donde se distribuyen los nutrientes a las raíces, por lo tanto, es un daño grave”, indicó.

Cierre indefinido

Es por esto que ambos investigadores apoyan el cierre indefinido del parque. “Nosotros como Corporación Alerce estamos de acuerdo con un cierre hasta que se tomen los resguardos para que esto no vuelva a suceder, que exista un aforo definido y que se respete, ya que si el parque es sobre-visitado los guardaparques no son suficientes para estar en todos los sitios y verificar que la gente no cometa actos vandálicos. También debiera evitarse que entre gente por lugares no habilitados”, señaló Rocío Urrutia.

“La idea es que el aforo esté predefinido, de forma que la gente solo pueda visitar el parque si posee su ticket electrónico y que esta medida sea difundida en el camino hacia el parque, para que nadie llegue a él sin tener entrada. Se necesita además un aumento de rondas por parte de los guardaparques y que uno de ellos siempre esté resguardando al alerce milenario”, afirmó.

Por su parte, y específicamente en cuanto al alerce milenario, el Dr. Lara opinó que es una buena idea alejar la actual plataforma de observación e impedir el acceso a la base del árbol, que se pisen sus raíces y altere su hábitat.

Desde CONAF, su director ejecutivo, Christian Little, manifestó su rechazo por los hechos ocurridos y explicó que durante el cierre del parque “se llevarán a cabo distintas acciones, como la elaboración de un proyecto que mejorará los estándares de resguardo y un plan de protección para el cuidado del alerce milenario y también de todos los ejemplares”. Destacó además que la idea es ampliar la mirada hacia el ecosistema y que se investigará el origen del desprendimiento de la corteza del ejemplar.

Valorar el patrimonio natural

El daño a un patrimonio natural que además está en peligro de extinción afecta a un ecosistema y también a la sociedad. Es por eso que los académicos reflexionan sobre la falta de educación ambiental que existe en nuestro país y la necesidad de aprender a relacionarnos con la naturaleza, realizando un llamado a la comunidad para valorarla, en especial a los alerces.

“La naturaleza es muy poderosa, pero a la vez muy frágil ante el ser humano. De nosotros depende su permanencia en el tiempo. El alerce está en peligro de extinción, por lo tanto, cada individuo debe ser conservado. Disfruten de la belleza y de la paz de los parques, pero no saquen recuerdos, no salgan de los senderos, contemplen la belleza de la naturaleza sin hacer daño”, recalcó Rocío Urrutia.

Al mismo tiempo, los investigadores afirmaron que es necesario que el Estado tome medidas al respecto y castigue con medidas ejemplares este tipo de hechos.

Leer en Diario UACh.