La Ministra Benítez y la “emoción del momento”

    1006

    Carta al Director de El Mostrador (7 de mayo de 2013) enviada por Pilar Moraga, Investigadora Principal del (CR)2.

    http://www.elmostrador.cl/opinion/2013/05/07/la-ministra-benitez-y-la-emocion-del-momento/

    En relación con la nota publicada ayer por El Mostrador, donde la ministra de Medio Ambiente  dice que el compromiso de Chile de rebajar en 20% sus emisiones contaminantes se debió a “la emoción del momento”, se hace necesario señalar que dicha expresión conduce a confusión respecto de la seriedad del compromiso asumido por nuestro país, fruto de una política de Estado construida en el tiempo y no a un arrebato emocional vinculado a un momento sensible, como fue la Conferencia de Copenhague (2009).

    El compromiso de Chile con el cambio climático data de 1995 con la suscripción de la Convención de Cambio Climático; luego se crea el Comité Nacional Asesor sobre Cambio Global (1996); se elaboran los lineamientos estratégicos para Chile (1998) y la 1era Comunicación Nacional (1999). El 2005 Chile suscribe el Protocolo de Kioto y elabora la Estrategia Nacional de Cambio Climático (2006), la cual  fue reemplazada por el Plan  de Acción Nacional  de Cambio Climático (2008-2012).

    El 2009, Chile decidió dar un paso más allá, asumiendo un compromiso voluntario de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) a semejanza de otros países, que ante el fracaso de las negociaciones multilaterales, decidieron contribuir a la estabilización de los GEI por la vía unilateral. Tal compromiso fue ratificado el 2010, en la Conferencia de Cancún, por la actual Ministra Benítez. Este hecho es decisivo, pues el compromiso de un gobierno se transformó en un compromiso de Estado. Además, poner en duda la meta del 20% al 2020 es una pésima señal de la política exterior chilena, en circunstancias que Chile se ha beneficiado del financiamiento internacional y ha dispuesto de recursos internos para el cumplimiento de dicha meta, en un contexto en el que además, ha expresado el alto nivel de ambición que desea comprometer en el nuevo régimen climático, en actual negociación.

    Además, esta posición del Estado de Chile, se hizo manifiesta en la convocatoria de los Ministerios de Medo Ambiente y de Relaciones Exteriores a los negociadores de cambio climático de la Región, en los “Diálogos de Justicia Climática”, tomando una actitud proactiva y de liderazgo para destrabar las negociaciones de la Convención Marco. Esta decisión, se sostiene no sólo en las urgencias de acción que demanda el cambio climático, sino que en la necesidad de un desarrollo sostenible  que protege la salud de las personas, de los ecosistemas y promueve  la búsqueda de alternativas energéticas limpias y eficientes.

     

    Pilar Moraga Sariego
    Centro de la Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2
    Universidad de Chile