Bernardo Fontaine: «Chile ha mantenido la misma superficie de bosque nativo desde 1946» ( El Desconcierto)

173

Científicos y científicas destacan evidencia de pérdida de bosque nativo ante la declaración del constituyente en la comisión de medio ambiente de la Convención.

Por María del Mar Parra

Tras una exposición en la comisión de medio ambiente de la Convención Constitucional sobre el impacto de la industria forestal en el bosque nativo, el constituyente Bernardo Fontaine puso en duda los testimonios afirmando que Chile tiene la misma superficie de bosque nativo que tenía en 1946. Para esto, se basa en cifras de una comisión americana y de la información entregada por Conaf.

Científicos y científicas que llevan años estudiando el estado de los bosques nativos y la deforestación en el país cuestionan la afirmación y resaltan la evidencia sobre la disminución de superficie de bosque nativo, la degradación de estos ecosistemas y la necesidad de reforestar y restaurarlos para enfrentar la crisis hídrica y climática ante la que Chile es altamente vulnerable.

“Lo que hemos estudiado desde la academia es que durante las últimas dos décadas en Chile se destruyen al rededor de 60 y 70 mil hectáreas de bosque nativo al año. No es algo que solo sostengamos desde la academia. El Estado reconoce una disminución y por eso Chile se compromete a reforestar y recuperar al menos 70 mil hectáreas de bosque nativo al 2030. El problema es que ha cambiado la metodología de medición durante los años, por lo que no se pueden comparar las cifras de los informes. Pero en su monitoreo de bosque nativo Conaf siempre ha ido reportando disminuciones de superficie”, explica Antonio Lara, investigador del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia.

El ingeniero forestal de la Universidad de Concepción, Cristian Echeverría, ha estudiado durante décadas la deforestación en el país. Su trabajo, que se centra entre las regiones de Valparaíso y los Lagos, ha encontrado, por ejemplo, tasas de deforestación de 3,5% en en las últimas 5 décadas en las regiones Metropolitana y O’Higgins, o de más de un 4% anual en la costa de O’Higgins y el Maule, asociado principalmente a expansión forestal e incendios.

El valor del bosque nativo

Otro punto que resalta Cristian Echeverría sobre el estado de los bosques nativos en el país, es que hay algunos ecosistemas que han experimentado mayores tasas de deforestación y que son ecosistemas que solo existen en partes restringidas del mundo y con especies endémicas de Chile, lo que les da una importancia mundial en la conservación de la biodiversidad. Es el caso del bosque esclerófilo y los bosques maulinos.

Además de conservar la biodiversidad, la recuperación de bosque nativo tiene otros beneficios a la hora de enfrentar el cambio climático. Estudios recientes han demostrado que reforestar con especies nativas alrededor de las cuencas de los ríos aumenta los caudales de agua de forma inmediata y sostenible en el tiempo, lo que puede ser una herramienta valiosa ante la profunda crisis hídrica que atraviesa el país.

Otro servicio ecosistémico que ofrecen los bosques nativos es que absorben el CO2 de la atmósfera y lo capturan, contribuyendo en la acción contra el cambio climático. Todo esto sin contar el valor turístico, cultural, ancestral y paisajístico que cumplen los bosques en distintas zonas del país. A pesar de esto, los bosques nativos en Chile son cada día menos, y están cada vez en peores condiciones.

Además de la sustitución de vegetación nativa, desde el mundo de la ciencia ven con preocupación otro fenómeno.. “Lo que se practica de manera solapada es la degradación del bosque nativo a condición de matorral, incluso a través de incendios, para luego instalar en esos suelos nueva superficie de plantaciones forestales”, comenta Fernanda Salinas. La bióloga de la Universidad de Chile se encuentra trabajando en un estudio donde utilizan imágenes satelitales para estudiar el cambio de uso de suelo post incendios.

Leer en Diario Financiero.