Concluye la 7ma versión diplomado Cambio Climático y Desarrollo Resiliente Bajo en Carbono

518

El programa de postítulo, liderado por el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia CR2 y el Centro de Energía de la Universidad de Chile, busca entregar herramientas conceptuales y metodológicas para abordar los problemas de un clima cambiante.

Por: Comunicaciones CR2

22 estudiantes de la promoción 2023 del Diploma en cambio climático y desarrollo resiliente bajo en carbono participaron este martes 16 de enero en la ceremonia de titulación del programa realizada en el auditorio D’Etigny de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.

Los y las estudiantes se suman a los más de 100 titulados y tituladas de las seis ediciones del postítulo, iniciativa conjunta del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia CR2 y el Centro de Energía de la Universidad de Chile, que revisa el conocimiento respecto de las causas y efectos del cambio climático, así como los desafíos para enfrentarlo.

El programa se desarrolló en tres áreas o módulos principales: 1) Ciencia del clima, 2) Mitigación y modelación de políticas climáticas, y 3) Gobernanza del cambio climático para la mitigación y adaptación. Finalmente un cuarto módulo contempló un taller de profundización de contenidos y el desarrollo de un trabajo final de carácter grupal e interdisciplinario.

El coordinador del diplomado y subdirector del CR2, René Garreaud, resalta los avances que se han logrado gracias a la experiencia de las versiones anteriores. “El diplomado Cambio Climático y Desarrollo Resiliente Bajo en Carbono ha alcanzado su consolidación. Hemos aprendido cómo organizar y optimizar el diplomado de manera de que los estudiantes obtengan el mayor beneficio posible, adquiriendo principios, conceptos y técnicas que les ayudaran a considerar la dimensión del cambio climático en sus diversas esferas de acción”.

Por otra parte, el director del Centro de Energía, Willy Kracht, destaca la buena llegada que tiene el diplomado en el público, lo que se traduce en 7 generaciones de egresados. “Es muy positivo ver el interés que hay por parte del mundo profesional por acercarse a la universidad, a perfeccionarse en temas que están cambiando rápidamente, como el cambio climático. Además, evalúo muy bien que después de siete versiones siga existiendo interés y que sigamos viendo un gran número de estudiantes acercándose a la universidad para aprender de estos temas”.

Una de las egresadas de esta promoción es Paulina Andreu Ortiz de Zárate, quien se desempeña como consultora ambiental. Desde su perspectiva explica los beneficios laborales que le entrega el diplomado: “Creo que con la ley de cambio climático se ha vuelto una obligación tener estrategias y planes. Veo que en el mundo laboral hay pocas personas que tengan preparación, de hecho, esa es una de las razones por la que comencé el diplomado, para tener una preparación más sólida en ese sentido”.

Daniela Bastías, otra de las estudiantes de esta promoción, destacó la forma en que se desarrolló el diplomado, “Me gustó mucho, especialmente porque se dividió en tres módulos, los que estaban centrados muy bien en qué era cada uno y sus objetivos. El primero estaba más centrado en lo científico, el segundo era una mezcla de medidas de gobernanza y ciencia.  La tercera parte estaba en las personas, eso me agradó mucho porque en general en el cambio climático solamente se centran en la parte científica y no toman en cuenta que eso no solamente afecta al medio ambiente, sino también afecta a las personas”.

Finalmente, otro de los temas destacados por los estudiantes fue la interdisciplinariedad del diplomado, lo que según el coordinador del programa es uno de los objetivos principales a desarrollar. “El diplomado es interdisciplinario en varios aspectos. En primer lugar por los temas que vemos en las clases expositivas, desde dinámica del clima hasta aspectos sociales, dictado por profesores especialistas en eso. El proyecto final siempre se enfoca en un tema pero debe ser abordado desde perspectivas distintas. Finalmente, los estudiantes contribuyen mucho a la interdisciplina pues hemos siempre tenido una excelente mezcla de profesionales del área biofísica y social”, explica Garreaud.

En el 2024 el diplomado relevará desafíos claves de gobernanza medioambiental en Chile para afrontar problemas actuales y futuros de cambio climático.  Las clases se desarrollarán entre los meses de junio y diciembre de manera virtual. Para conocer sobre el programa de estudios y el proceso de postulación les invitamos a visitar https://www.diplomacambioclimatico.cl/