Hay mucho tiempo que ahorrar con la ciencia (ANSA)

    524

    Experta chilena, autora IPCC, recalcó ‘urgencia’ de actuar ahora.

    Paulina Aldunce, autora líder del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas (ONU), relevó el papel de «empujar y elevar la importancia que tiene la ciencia en la toma de decisiones».

    En diálogo con ANSA en medio de su participación en la Cop27 que se desarrolla en Sharm El-Sheikh (Egipto), explicó que «en el fondo hay mucha toma de decisiones y tiempo que ahorrar si se considera la ciencia».

    La también investigadora chilena del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2) apuntó que «hay ciencia, como la que ha generado el IPCC donde nos basamos en más de 30 mil artículos científicos; hay un consenso científico, y uno de los mensajes claves es la urgencia».

    «La urgencia nos llama una vez más, ya que obviamente era para ayer, porque las consecuencias van a ser nefastas» si no se implementan las medidas de mitigación, adaptación y abogó por «la voluntad política».

    Aclaró que no hay dudas sobre la evidencia científica «pero por una cosa política y por conflictos de intereses, hay gente que prefiere no escucharla». «No solo hay que tener la voluntad política de escuchar la ciencia y entenderla, sino que luego se debe implementar», recalcó.

    Planteó que una de las cosas centrales en esta Cumbre -donde la próxima semana comienzan las negociaciones a nivel político- son «las pérdidas y daños y que están relacionados con la justicia climática».

    Precisó que la mayor cantidad de impactos del cambio climático lo están recibiendo los países con menores ingresos, y estos requieren ayuda. «No hay que celebrar que los países desarrollados apoyen por el daño que están produciendo, eso es algo que se debió hacer hace mucho tiempo, y es inmoral que no se haga», apuntó.

    «La urgencia es disminuir los gases efecto invernadero, y en eso hay una tremenda brecha de adaptación, que es aún mayor en los países más pobres», defendió Aldunce.

    La experta en cambio climático añadió que «se sabe que hay países mucho más afectados que otros, los impactos son distintos, en los países islas por el alza del mar, y los ciclones, huracanes, que conlleva una migración terrible, donde pierden su capital social, y un desarraigo brutal».

    «En Africa, prosiguió, no tienen seguridad hídrica y, como consecuencia, seguridad alimentaria». Consultada por la posición chilena, señaló que «Chile es un país que empuja la adaptación, pero también la implementación. Chile, en general, dice los estudios ya están hechos, vamos con la implementación».

    Aldunce insistió que las negociaciones comienzan la próxima semana, pero dijo que la ciencia «está teniendo gran peso, y estamos haciendo una cantidad enorme sesiones».

    La investigadora también participa como líder técnico de la Secretaría Técnica de la campaña Race 2 Resilience de Naciones Unidas, y que tiene como objetivo 4 billones de personas. «Lo que hace esta campaña es ayudar a los actores no estatales a ser más resilientes y llevar una cuenta de ello, o sea, lograr ayudar a los actores no estatales a ser más ambiciosos en cuanto a resiliencia».

    La resiliencia climática se trata no solo de hacer frente a los impactos del cambio climático, sino también de evitar que esos impactos empeoren. Una sociedad resiliente al clima tendría bajas emisiones de carbono y estaría equipada para lidiar con las realidades de un mundo más cálido. | Leer en: ANSA.